Archive | EntreVistas RSS feed for this section

Hablando de Independiente

14 Nov

Vos veías que Silvera…
– Tiene técnica…
Apuntaba a los palos. Yo estoy muy desencantado con el fútbol, ver Independiente como juega…
– También tiene que ver con el cuerpo docente. Nito Veiga era tipos que te explicaban las cosas, de porqué sucedían. Hablaba con un arquero y le decía vos te tenés que para así (haciendo una mueca al aire), con el pie por delante (nuevamente los brazos indicaban una posición), sino no podes retroceder. Decía que el futbolista no piensa, decide. Cuando vas a tomar una decisión… “no es que pensé”, no, vos decidís. Y decidís, pateo fuerte o a colocar. El que mejor decide es el que hace la diferencia. Solari cuando llegó a Independiente empezó a dar una hora más de entrenamiento. Y decía “una hora hoy, son cinco horas a la semana, en el mes son 20 y en el año…” y te sacaba la cuenta de cuántas horas más se trabajan y te da una ventaja muy grande respecto al resto. Porque hay condiciones generales que tenés y otras que las vas generando, las vas formando. Si vos le pegas 800 veces al arco vas a tener más posibilidades de acertar al arco si le pegas 20.
A mi me resulta de que no hay eso de entrenar, de estar una hora de más…
– Ni ganas. Vos hablás con cualquier jugador viejo y tenían una cosa que era la horca que era para cabecear, unas cubiertas en los arcos para patear y apuntar ahí
Bueno vos ves que algunos no saben patear arco.
– No puede haber un jugador profesional que tire un centro afuera. Trabajás de eso, entendés. Oyola una vez, dos corner afuera tiró. ¡No podés tirar un corner afuera! Eso es práctica.
Debe pasar con todos, viste que dicen que se van a jugar a la Play Station. Con veintipico de años, tienen todas las minas atrás…
– Esta bien pero no importa. Al revés, tenes que pensar que a los 30 años no juego más, me tengo que romper el culo ahora. No les pasa y tampoco tienen alguien arriba que se les diga “hacé esto, que te va a convenir”.

La charla con Pablo Vignola, periodista de Diario Popular y uno de los referentes en información objetiva y critica sobre Independiente comenzó, como no podía ser de otra manera, hablando de fútbol. El encuetro se dio en la misma redacción del diario y empezó con una mini referencia a la actualidad de los futbolistas del club, porque Independiente venía de perder todas las copas o intentos que jugó y apenas rescataba empates en el torneo local.  Hubo un lapso, pequeño, generado por un muchacho que ofrecía café a los ocupantes de esa redacción y la charla siguió. Un poco más de fútbol hasta que salió el tema de la censura que hicieron de su nota a Bochini y “el castigo” de no poder firmar sus notas.

– Y bueno… la otra bronca que hay es que todo lo yo dije es cierto. No sólo por la entrevista, todo lo que dije en mi carrera es cierto. No es que yo hice cosas que decís “eh que boludo”. Y la realidad de un montón de cosas que pasan me está dando la razón.
¿Comparada en Independiente?
– Bueno, yo le vengo pegando a las comisiones de Independiente desde Sande. En el 94, en Solo Fútbol, hice una nota que decía “Si Independiente no cambia se va al diablo”. Habían pasado un montón de cosas; una de ellas fue el partido homenaje a Bochini que Sande me dice; “sí, se colaron 20 mil personas”. Le robaron la plata de la recaudación a Bochini. A Bochini le debían tanta plata, le pagaron esa justa y no se recaudó más nada. La recaudación iba a ser toda para Bochini. Si le afanan a Bochini, de ahí para abajo puede pasar cualquier cosa. Y de hecho pasaron un montón de cosas. Y bueno, a partir de ahí, fue eso, vino Bottaro con Grondona, ahí también hubo cosas raras. En esa época vino Gomito Gomez. Él se quedó libre de Chicago, Cysterpiller lo compra en u$ 300 mil e Independiente va y lo compra en u$ 600 mil, es decir de cero pasó a 600 mil en tres horas. Me contaron también que estando Ducatenzeiler, él mismo le preguntó a un intermediario como se podía hacer para ganar plata y que no queden huellas o rastros. Y el tipo le dijo que la mejor manera era contratar un jugador, firmar un contrato por una plata, pagarle la mitad, la mitad te la quedas vos pero el jugador te firma el recibo por todo. Y el jugador, que quiere cobrar esa plata, lo acepta. En Independiente la denuncia no la hago yo, la hizo Rummenigge. Lo buscas en Internet y está.
En teoría dicen que le va a costar ganar en diciembre.
– La teoría hay que tomarla con pinzas. Hay que ver cuánta trampa hacen. Por sentido común, y sí votaran sólo los socios, ¡vivos!, no gana. Lo que pasa es que ahora hay una cuestión de orgullo. El está mal, no está bien. Y no se quiere ir, porque le inaugura la cancha otro. Más tarde o más temprano alguien la va a terminar la cancha. El dijo, hago la cancha y me voy.
Con esta realidad de Independiente, por lo menos hasta diciembre…
– (Me interrumpe, como sabiendo adonde me dirigía con mis palabras). Independiente tiene que sumar puntos en los dos torneos, sino termina en la promoción.
Te cambio de tema, como ves la llegada de Milito.
– Y… Milito volvió por una gentileza que nace de él.
Para mí se le pegó mucho y no es tan así…
– Cometió errores que los que lo vieron jugar saben que antes no los cometía. Creo que tiene que ver con la situación del club, el entró a un club en llamas y con la responsabilidad de que acá viene el tipo que va a enderezar las cosas. Entonces asume más responsabilidades de las que debe.
Cóntame algo de Ramón Díaz, ¿que te parece?
– Yo digo que el problema no es el técnico de Independiente. Entonces el análisis que podés hacer de un técnico es relativo. No va a alcanzar con su llegada. Independiente tiene un puñado de buenos jugadores, los arqueros y dos o tres más, entonces no alcanza. No tiene nada del medio para arriba. Podrá llegar a ganar dos o tres partidos, pero después van a estar los mismos jugadores, van a estar las mismas angustias, los mismos problemas, las mismas presiones y el mismo stress.
¿Te gusta su designación?
– A esta altura ya tengo prejuicios. Cualquier cosa que haga el presidente, un tipo que no tiene personalidad para sostener lo que hace… porque vos podés hacer lo que quieras y aguantarte las críticas. ¿Por qué mandar a callar a los que lo critican? Porque no desmiente, en lugar de apretar. Ahora se calmaron un poquito pero a mí me llamaban todos los días insultándome.
¿Tuviste miedo alguna vez con todo este perfil que generaste?
– No, porque yo aprendí que cuanto más ruido hacés, más protegido estás. Si vos tirás una noticia y te callás, por ahí vienen y te hacen algo. Un montón de veces llamaron acá para decir barbaridades de mí. Y es un trabajo de hormiga que hacen que les da sus frutos, porque no solo llaman acá sino que llaman a otros diarios también. Algunos le dan bola y otro no. (más…)

Todo desde un asunto. Entrevista a Christian Leblebidjian.

16 Mar

Hace unos años, luego de leer su columna habitual del diario La Nación, le envié un mail a Christian Leblebidjian, pidiéndole ayuda, ya que al poco tiempo tenía mi primer desafío como DT amateur y necesita algunos conceptos de como ser carne de cañon. Pensé que obtener una  respuesta sería muy difícil (por no decir imposible) de lograr, pero como me enseñaron en el curso de escritura, una de las cosas más importante de un mail, es el asunto del mismo. Eso puede dar la nota. Por ende,  idee un título bastante llamativo y toqué enviar. No sólo me respondió rapidísimo, sino también, me invitaba a un encuentro personal para hablar del tema. Luego, café de por medio, me confesó que respondió ese mail porque le llamó la atención el asunto. Curso justificado y objetivo cumplido.
Más adelante nos cruzamos en las canchas de la UBA, donde era el técnico del equipo campeón de la máxima categoría de ese torneo y después, la aparición de twitter mantuvo este contacto entre un nadie -o sea, yo- y un famoso -o sea, él-. Lo que viene es una entrevista, hecha en medio de la  vorágine de una redacción, horas previas al cierre de la edición y el afán, nuevamente del autor, de jugar  a ser periodista, escritor y por sobre todas las cosas, aprendiz. Espero que lo disfruten, como así lo hice yo.

¿Cómo viste el arranque del campeonato?
Bien, como siempre. Con muchos equipos con expectativas, pero lo cierto es que se nota desde el arranque un torneo muy irregular, niveles desparejos, con un juego técnicamente bajo. Donde equipos que están en la punta son los que están peleando el descenso. Por ejemplo, no hubo un solo equipo que pueda ganar los tres primeros partidos consecutivos.

Bastante bajo, bueno, como se viene viendo hace rato. Parecería que se está condenado a un nivel bajo, porque no se destaca nadie.
Hay individualidades interesantes, lo que pasa es que también, no solamente se ven niveles bajos en cuanto a equipos en forma colectiva, sino también errores individuales desde el concepto futbolístico o errores técnicos, que sorprende para una primera división. Desde el puesto del arquero, los defensores, todas las líneas. Eso antes no se veía en forma tan consecutiva como ahora.

Fue un error técnico, por ejemplo, el gol que le hace Pavone a Independiente hace algunas fechas, desde un lateral.
Sí, porque el partido estaba casi terminado, porque Pavone recibe sólo de un lateral y está solo contra cuatro rivales y así todo hace el gol. Son cuatro errores importantes en la misma jugada. Tiene que ver la concentración, en cuanto a cuestiones físicas o de relevos, o de conceptos. En este fútbol tan competitivo, estar desconcentrado significa más que una ventaja para el rival. (más…)

Yo ( … ) Buenos Aires

22 Ene

Esto que leerán a continuación es un comentario acerca de la nota Buenos Aires expulsa. Lo escribió una lectora anónima o no (Internet brinda esta ambivalencia) que creo, sigue hace rato -y me enorgullece y a la vez agradezco- la página. Polanesa (invisiblemente.blogspot.com) es la autora de este comentario, pero es tan bueno que no merece ser eso, sino más. Por eso es que lo publico como otra nota. Lo que sigue, sirve, ayuda y vale la pena; porque amplia el debate, argumenta el mismo y da más tela para cortar. Espero que lo disfruten, como lo he hecho yo.
Saludos.

Yo amo Buenos Aires. Y la detesto a la vez. Pero es que se trata de una gran contradicción en sí misma.
Lo lindo de Baires, como decís, es su arquitectura (especialmente todos esos lugares antiguos que se van perdiendo… no tanto por el paso del tiempo, sino por la falta de interés en mantenerlos), la variedad cultural, la historia. Lo peor de Baires es la gente. La gente que no cuida la ciudad. La gente que no se preocupa por la otra gente. La gente de mierda, bah.
Al mismo tiempo, Buenos Aires tiene lo peor en materia de salud y educación. Y en la mayor parte del resto del país no es ninguna maravilla, pero acá el sistema es realmente pésimo, porque hay tanta, tanta gente, que no caben en los hospitales, no caben en las escuelas. O, quizás, habría que decir que hay tan pocos, pero tan pocos hospitales, tan pocas escuelas, que no son suficientes para tanta densidad de gente. Sin embargo, esta vez, la que nos salva es la gente. La calidad de los profesionales de la salud y, aunque en los maestros de escuela no se ve tan seguido (la realidad es que cualquiera es maestro, aún sin vocación), sí se ve muchísimo en las universidades y centros culturales (especialmente los gratuitos, los que enseñan por 2 pesos y no se quejan).
Y a pesar de todo esto, aunque tengamos buenas universidades y excelentes graduados, el sistema educativo es cualquier cosa. Es absurdo, es estúpido, es arcaico. Desde un principio te educan para el trabajo, para la competencia y la historia oficial. Pero no para la vida en sociedad, ni siquiera para la vida individual, ni la vida en este planeta vencido. (más…)

El cielo sabe cuándo llorar

16 Ene

¿Qué es lo qué hace que ante una complicación uno asegure que esté todo bien? ¿Qué pasa en nuestro mundo que cuando alguien se enferma o accidenta o lo que sea, se augura que saldrá todo bien y que no será más que un mal momento? Si no tenemos respuestas de nada, ¿por qué hacemos que sabemos? Sí, por fe. O esperanza. O ambas. O lo que sea. Lo cierto es que si hay un destino para cada uno, nunca serán todos justos. Hay gente que sufre, se muere y deja un tendal desolador en sus seres queridos. Hay gente que hace sufrir, mata, deja un tendal devastador ante su paso y no muere. ¿Sabrá el destino de estos casos? ¿Por qué a veces es injusto? ¿Sabe Dios o la Muerte el por qué de estos actos? Nada es certeza y ante mucha ilusión, aferrarse a algo tan intangible como la fe, suena, en algunas ocasiones, a poco. Aunque es lo único posible en que aferrarse.
Todo esto me pregunto yo, que hoy estoy lejos, pero hace horas estaba rondando entre ir o quedarme. No dependía de mí, yo gritaba con todas mis fuerzas que podía, que confiaran en mí. Nadie me escuchaba. Miraba los ojos de mi madre y creía que sabía que yo iba a estar mejor. ¿Cómo hacer para abrazarla? Me veía, lo juro que me veía. Alguien se equivocó. Yo no tenía que estar ahí y tampoco acá. Ahora tengo que empezar de cero. Tenía muchas cosas por hacer, deje varias cosas incompletas y muchas a punto de empezar. Todavía no entiendo bien como fue todo, o sí, y no quiero entender. No estoy triste, no por mí. Sí por ellos. No puedo verlos así. Están y no se irán, pero como hago para que sepan que no los dejaré. A pesar de todo, siempre supe lo que hicieron desde el principio; las guardias, los pedidos, las ayudas, el aliento, la comprensión, los deseos y rezos. Los abrazos, besos y caricias. Las sentí todas. Lo juro. Pero nadie me escuchaba. Y eso me pone mal. No porque no me escucharan, sino porque yo también quería besarlos y acariciarlos.
Alguien me dijo que esté tranquila. No esperaba escuchar eso, y me hizo un poco mal, quizá fue el comienzo, no lo sé. De todas formas sigo sorprendida por la cantidad de afirmaciones vanas que creía darían resultado. Si esta es la vida y el amor es el motor que nos mueve, ¿porque estoy acá? ¡¡¡Si vi tanto amor en estos días!!! A veces pienso que cuándo alguien muere en el momento equivocado algo en el mundo se rompe, y el mundo en su afán de andar como un relojito suizo, tiembla y se destartala por unos minutos. Es porque nadie esperaba ese momento, y el cielo no tenía planeada una llegada en ese tiempo. Hoy vi que el cielo se partió. La mañana estaba tranquila, soleada y jocosa. De repente, alguien le avisó al cielo que algo andaba mal, algo pasó que no tenía que haber pasado y el cielo no lo soportó. Descargó mucha ira y furia por sobre la tierra, le hizo saber a aquellos que se habían equivocado y que esto era el comienzo. Como una especie de justiciero anónimo, su agua y viento sacudió los frondosos árboles veraniegos para sumar más potencia en su descarga. En algunos lugares lastimó lo que tocaba con sus piedras, se había enojado y quería que lo sepan. No siempre la llegada de un ángel ilumina las alturas, se olvidan, que su partida deja un vacío, acá abajo, que nunca se cubrirá. Después de unos largos minutos decidió calmarse, sabía que su aviso podía transformarse en algo aún peor y problemático si mantenía su intensidad. Entonces decidió bañar con una constante y pareja lluvia estos lares, esa lluvia que sí te hace mirar para arriba, y que en esos días de calor sofocante refrescan a uno con esas caricias húmedas. Entonces su agua bañó la ciudad, sobre todo, en aquel lugar donde el amor estaba explotando y abrazando mi alma. Yo le agradecí, no quería que lo miraran maldiciendo. Por última vez miré a mi madre a los ojos, ella sabía que el cielo, sabe porque llora.

Foto: Nicolas Mamberti

Yo

16 Ene

Fue muy raro lo que vi hoy, me vi reflejada en ese viejo árbol, lo vi desde la ventanilla de mi 160, fue raro e insólito, el nene q estaba detrás mio no paraba de llorar, y fue cuando lo vi. Ese arbol que estaba en esa vereda me dejo anonada, no era comun, era viejo, solitario, lleno de hojas secas de uncolor similar al gris tpo, sus ramas era aun mas oscuras. En ese arbol me vi. Increible, no?. Ese arbol lleno de hojas viejas, marchitas que no querian desprenderse me hizo acordar de mi misma, esas hojas son mis miedos, mis torpezas, mis inseguridades, será que tengo un dia triste?, o solo será que por fin pude ver mas alla de las cosas. Lo más loco de todo es que todos los dias cuando vuelvo de la facultad paso por ese mismo lugar, y hoy, solamente hoy, note a ese arbol. Sera lo mismo con los seres humanos? Los tenemos todos los dias, pero hay un dia en q nos damos cuenta de que lo tenemos al lado. Ojala no fuese tarde. Asi es que para comenzar mi blog me describo como ese viejo arbol, al q nadie nota y el q esta esperando alguna vez ser notado.
Les dejo una foto hermosa de la playa, que me hace acordar tantas anecdotas e historias que algún dia, cuando mi humor mejore les voy a contar.
Esto fue escrito por Lorena Salvatori el jueves 31 de mayo de 2007 en su blog, de tan sólo esta nota, elvasoroto.blogspot.com/

Nada más.

13 Dic

Entrevista a Diego Muñoz

El fútbol uruguayo no resiste 15 equipos

Gracias a Twitter tuve el agrado de conocer Diego Muñoz, periodista del sitio www.180.com.uy y de los diarios Marca y La Tercera.
Como aficionado del fútbol, seguidor de lo que pase en el mundo de la redonda y con particular afecto hacia al país vecino, la posibilidad de conocer a alguien que informe y me de noticias sobre lo que pasa en Uruguay fue más que celebrado por mi apetito futbolero. Cruzando algún que otro tweet, opinando y debatiendo a través de la red, surgió la posibilidad de una entrevista… rara. Preguntas enviadas por mail, respuestas por mismo medio, aunque con la sensación de ser una entrevista cara a cara con un mate, supongo casi seguro, de por medio, surgen frases, datos y respuestas que ayudan a entender más sobre lo que pasa en el fútbol uruguayo. Respuestas claras y contundentes, esta pequeña entrevista no sólo brinda información futbolera, sino también deja espacio para el aficionado a la lectura, con recomendaciones y hasta consejos.


La primera tiene que ver con el futbol de Uruguay en su conjunto. Heroico cuarto puesto en el Sudáfrica, una liga con poco presencia internacional y emparejando los niveles hacía abajo. ¿Cuál es la actualidad del fútbol uruguayo?
El fútbol uruguayo tiene una actividad local pobre y devaluada. En ese sentido los más ordenados a nivel institucional sacan enorme ventaja en el desorden general. Por eso no llama la atención que Defensor Sporting, Nacional o Danubio peleen los torneos. Peñarol tiene enormes dificultades de conducción y sus éxitos actuales no se acompasan con una historia cargada de gloria. En el exterior hay jugadores de buen nivel que junto a un técnico serio, honesto y creíble consiguieron el milagro del cuarto puesto. Pero la selección es una isla dentro de un fútbol que sigue estando patas para arriba.

La última nota tuya sobre el campeonato destaca la labor de Defensor Sporting y el mérito y merecimiento por el título logrado, ahora bien, ¿cómo se explica que dos ascendidos (Bella Vista y El Tanque Sisley) hayan peleado la definición del campeonato?
Por la mediocridad del campeonato. Los dos tuvieron méritos incuestionables pero en un contexto de un torneo con equipos fuertes no hubieran llegado hasta ahí. El Tanque no hizo pretemporada y cerró su plantel una semana antes del comienzo. Entrenó en una cancha amateur en la que, debido al mal estado, se le lesionaron siete jugadores. Bella Vista es un club más organizado pero aún así debió licenciar a sus jugadores antes de lo previsto porque no tenía plata para pagar la luz y se la cortaron. (más…)

Una entrevista (cuento) con Fernando Pacini

12 Nov

El periodista brinda una extensa y amena charla. Tocando todos los temas del fútbol actual desde Grondona hasta Cappa, pasando por el periodismo actual y su selección ideal. Fernando Pacini entrega una variada, educativa y hasta lúdica charla.


A Fernando Pacini no lo conozco, o sí. El a mí, no. Seguro. La tele me acercó a él y así lo conozco, porque si lo veo en un tumulto o en la calle se quien es. Yo tengo el poder del anónimato, el no sabe quien soy yo. De todas maneras, quise salir de mi lugar de incógnito y me atreví a invitarlo a tomar un café. Lo llamé y le propuse un encuentro, con la mera y simple excusa de charlar y por esas cosas de la vida, aceptó. Cómo me enteré que es oriundo de Pergamino, le planteé un encuentro en un lugar que nos quede cerca a ambos. La vieja pulpería de Don Fernández en San Antonio de Areco, fue el lugar ideal. A la vera del río, bajo el páramo de un árbol y ante la atenta atención del dueño del viejo, histórico y llamativo recinto, quien entre cafés y tortas fritas, acercaba la oreja para escuchar un poco, me encontré con Fernando y arrancamos…

P: ¿Los periodistas son muy vocacionales, por qué pocos tienen un sólo trabajo?
R: Esencialmente es un oficio que necesita de la vocación. A nadie se le ocurre ser periodista si no esta interesadísimo en serlo algún día. Lo que sí nadie tiene claro hasta que empieza a desandar el camino es que rumbo va a tomar la vocación, cual va ser el perfil, cuales van a ser los estilos. Pero sí, esencialmente es un oficio que tiene su origen en la vocación.

 

P: ¿Hay camadas nuevas? ¿Hay camadas buenas, porque lo que se ve nuevo deja bastante que desear?
R: Supongo que cuando los periodistas de mi generación empezamos a trabajar también dejaríamos mucho que desear. Cuando uno empieza el proceso de formación está incompleto. Uno se termina de completar al aire. Lo que sí veo es que el entretenimiento, sobre todo en televisión, ha triunfado sobre la información y la raíz del oficio. Hay una tendencia que los nuevos periodistas estén formados como una mezcla de periodistas y productores y eso antes no pasaba. Antes un periodista era un periodista de raza. Hay toda una formación del nuevo periodista del medio audiovisual, que piensa a veces el producto para venderlo en lugar de informar.

 

P: ¿Esta camada de periodistas, más creíbles y objetivos, centrados en informar y no en farandulear, como vos, Arcucci, Latorre, Varsky, Fernández Moores harán semilla en el periodismo deportivo o es tanto el amarillismo y el negocio que la ética nunca podrá ganarle?
R: Es una pregunta que todavía no tiene una respuesta clara, sobre todo porque hay una dinámica en el periodismo y una cantidad de herramientas nuevas que van evolucionando y reemplazando a otras, que la dinámica es muy difícil de predecir. Como siempre en mayor o menor medida, va a haber de todo. La capacidad de selección tiene que ser del auditorio, saber elegir si leer a Ezequiel Fernández Moores o a otro. Tenemos que ayudar a que el espectador esté alerta de elegir lo mejor posible.

Don Fernandéz ya traía otro café, pero yo no había terminado el primero. La charla parecía arrancar a buena velocidad y aunque sabía que Fernando no tenía mucho tiempo -había aprovechado el viaje a Areco para pasar el resto del día con su familia-, continué con la batería de preguntas en mi afán de convertirme, por un día, en periodista deportivo. (más…)