Archive | noviembre, 2009

El no equipo del Apertura 09

24 Nov

Y en esta oportunidad vamos a armar el equipo de los peores jugadores de esta temporada 09.
Aquí estarán los 11 de peor rendimiento en este Apertura. Asi forma:

1- Abbondazieri (Boca): Muy lejos de su nivel, sufrió mucho las pelotas paradas y salvo dos partidos, no mostró seguridad ni tuvo respuestas en pelotas claves.

4- Ibarra (Boca):
Otro muy lejos de al menos jugar regularmente. Perdió proyección y esa marca que lo caracterizaba. Más hablador y menos jugador, el jugador de Boca (y Boca) tiene que replantearse su futuro, sobre todo ante la llegada del chileno Medel.
2- Martinez (Racing): Había tenido un buen semestre con la llegada de Caruso pero este año como todo Racing fallo mucho en su juego y la marca. Muy inseguro en el 1 a 1.
6- Oliva (Tigre): Muy errático, muchos goles vinieron por errores de el. Inseguro en la marca y flojo en las coberturas.
3- Villagra (River): Algunos se preguntan si algún día mostrará un poco del nivel que tuvo en Central. Siempre cerrando mal y cuando ataca termina mal las jugadas.

8- Oviedo (Tigre): Mal semestre de la apuesta de Cagna. Irregular y nunca dando una alternativa clara por la derecha.

5- Perez Castro (Arsenal): Supo tener su buen momento en San Martin de Tucuman y por eso recaló en Arsenal, pero de hacer lo que hizo en el norte, poco y nada.
10- Salomón (Godoy Cruz): Muy erratico y con muchas dudas. Dio muchas ventajas por las malas resoluciones que tomó. No se mostró lucido para el pase como en Lanús.
11- Mancuello (Independiente): Otro que se le pasó el tren. Irregular y desobendiente. Nunca desbordó con criterio, marco menos y para colmo se hizo dueño de tiros libres claves cuando, es claro que no sabe ejecutarlos.

7- Ramirez (Racing): Muy fuera de estado. Sin el olfato goleador que tiene (recuerden el partido contra Arsenal) y mal en el mano a mano o para jugar por los costados.
9- Fabbiani (River): Otro fuera de estado (hace rato). Sin gol ni pase, le cuesta moverse en un ataque tan flojo y poco profundo como en el de River.

Suplentes: Islas (Tigre); San Román (Tigre), Paletta (Boca); Castromán (Racing), Yacuzzi (Arsenal); Medina (Arsenal), Ortega (River).

El equipo del Apertura 09

23 Nov

Seguimos jugando en Cuentos… y ahora vamos por los once titulares de este torneo. Nos adelantamos (como siempre apurados nosotros) al final y buscamos quienes fueron los mejores, puesto por puesto.

Si jugamos con un 4-4-2 este sería el once inicial:

1- Broun (Central): Seguro arquero, que a pesar de no ser su mejor temporada, demostró ser uno valuarte en este infante Central. Atajador de pelotas claves, sumó a su repertorio goles. Muchos puntos salieron de su arco.

4- Medel (Boca): Jugo poco y muy bien. Proyección, marca y gol. Completo lo del chileno en su primer temporada.
2- Insaurralde (Newell’s): Otro que mantiene el nivel del campeonato pasado. Fuerte en el juego aéreo, este mini goleador de Newell’s se ganó haciendo goles a los grandes su puesto.
6- López (Banfield): Quizás el valuarte silencioso de la defensa del equipo del sur. Agerrido y tiempista, el ex Arsenal hace dos temporadas que ya se ganó el puesto de 2do marcador central en Banfield.
3- Velázquez (Lanús): El mejor 3 fue Rivarola (Colón) pero jugó de doble cinco y entonces no califica. Si Maximiliano que sigue demostrando, año tras año que es unos de los mejores laterales de los últimos 3 años.

8- Alvarez (Arsenal): Gran regreso del ex Córdoba, España. No sólo hace goles sino que es criterioso con la pelota. Clave en el equipo de Burruchaga.
5- Ortigoza (Argentinos): Otro que mantiene el nivel de años anteriores. Buen pie, panorama, gol y criterio para jugar en la mitad de la cancha. Aquí también entrarían (si jugamos con doble 5, Almeyda y Bolatti)
11- Ervitti (Banfield): En el top3 de este campeonato. Este hábil zurdo se destaca por su juego y calidad. Falta que haga los caños que hacía en San Lorenzo para darle más brillo a su juego.
10- Buonanotte (River): Acá iría Gaitán (Boca), pero Basile lo puso de punta y es otro que no entra en el ranking. Diego junto a Almeyda fue lo único rescatable de esta banda de pibes que viste la camiseta millonaria. Mostró actitud, carácter. Hizo goles y siempre desequilibró en los últimos metros.

7- Silva (Banfield): Oportunismo al 100%. Gran racha del ex Velez que aparte de cabecear bien sabe jugar en equipo. Ah, y también hace goles desde afuera del área.
9- Boghossian (Newell’s): El grandote arrancó de suplente pero entró metió un par de goles y se quedó. Otro que trata de jugar bien y aporta ese plus a su altura. Debut espectacular en su también, primer temporada en Argentina.

Ahora bien… si jugaramos con un 3-4-3, estos serían los 11:

1- Broun (Central)

4- Mendez (Banfield): Todo lo que pasa por el Gallego termina en su pie o en el piso. Si jugara menos con las manos y más con los pies… Buen regreso de Sebastian luego de su mal 2008.
2- Insaurralde (Newell’s)
6- López (Banfield)

8- Medel (Boca)
5- Ortigoza (Argentinos)
3- Ervitti (Banfield)
10- Gaitán (Boca): Acá rompemos las reglas y lo ponemos al chico que hace lindos goles y que tiene una habilidad exquisita. Cuando juegue más en equipo y menos para él, la va a romper.

7-Jara (Arsenal): Año de consolidación para el juvenil de Sarandí. Varios goles y un jugador que aporta mucho juego y volumen al ataque de Arsenal.
9- Silva (Banfield)
11- Nieto (Colón): No puede quedar afuera el ex Huracán. Hizo goles de todos los colores.

Suplentes: Pozo (Colón); Galeano (Independiente), Grana (Lanus); Castro (Gimnasia), Mendez (Central), Rivarola (Colón); Fernandez (Banfield)

4 pa el peso

23 Nov

Sin releer nuestro análisis de meses anteriores donde jugabamos con las posiciones finales de los equipos en este torneo Apertura, sólo quedan en la pelea Banfield y Newell’s.
Pero vamos a hablar del puntero, del equipo de Falcioni. Por fixture y rivales, tiene un 80% de chances de salir campeón. Es un equipo que directamente juega a esperar el error del rival y con un oportunismo del, digamos, casi 100%, ante el primer error del contrario, te factura. No tiene un línea definida de juego salvo los pelotazos de los defensores para Silva, esperando que este la baje hacia un costado y desde ahí tiren un centro. Si ven el partido con Independiente, Battion fue el jugador que menos tocó la pelota. Battion es el 5 de Banfield.
En los 6 partidos que lleva ganado al hilo, sólo contra Godoy Cruz fue superior. En los 5 restantes no mereció ganar ningún partido. Claro está, esto no es un juego de merecimientos y, aunque se tiene que tener una cuota de suerte, Banfield está puntero porque lo merece y trabajo para eso. Seguramente un equipo que espera el error y no trata de generar juego, en el balance final pierda más de lo que gane. Hoy el balance es más que positivo y el equipo está puntero y casi adentro de la Libertadores. Ahora bien, así Banfield no va a salir bicampeón y ni siquiera ganará una Libertadores. Tiene una buena racha y jugadores que son ideales para el sistema de juego que emplea. La excepción a esa regla es Ervitti. EL jugador. Así como en su etapa anterior en el club, Falcioni explotó y potenció a Palacio y Bilos y desde ahí armo su equipo, hoy con Ervitti pasa lo mismo.
Casi todas las pelotas pasan por el, jugando casi de doble 5, es el único que tratar de mirar hacia los costados en vez de tirar el pelotazo para Silva. Es claro, que si lo rodearan de jugadores con su misma intención estaríamos hablando del Barcelona o, para ser más locales, del Huracán de la temporada pasada. Pero Banfield es otra cosa.
El tema, la duda, pasa por otro lado. Que pasaría con Falcioni si a su gran inteligencia para plantear partidos y su excelente concepto y puesta en práctica de la defensa, le sumaría conceptos de juego y ataque. Lo más probable es que estaríamos frente a un equipo de primer nivel y con seguras y serias aspiraciones ante cada torneo que dispute.
Lo único que puede frenar a Banfield, es Banfield. Sólo si el miedo escénico o los nervios finales lo atropella, pondrá en duda el título. Más allá de todo esto, Banfield, si es campeón, es porque se lo merece. Le ganó a casi todos los grandes (le queda Racing y Boca), ganó los partidos que tenía que ganar y en las últimas tres “finales” que disputó, sobre todo contra Independiente, jugó como se juegan esos tipos de partidos. Que sería, hoy en día, aprovecharse del error y no equivocarse en los últimos 30 metros. San Lorenzo, Veléz e Independiente tuvieron errores en la última línea y lo pagaron con derrotas. Falcioni sabe como hacer que los rivales se equivoquen y eso es una gran virtud.
Eso sí, en el partido de final, cuando Banfield ya sea campeón y recién ahí de cuatro pases seguidos y un PASE GOL, que nadie venga y diga que da placer ver jugar a Banfield.

¡¡¡Salud!!!

Comentarios en un barrio

13 Nov

Esto pasó en un barrio del Gran Buenos Aires, esos barrios en donde todavía se ven señoras con el pañuelo en la cabeza caminando por la calle con el changuito, yendo de compras. Donde aún se escucha el grito de algún botellero, esos de los de antes, que realmente juntan botellas y también heladeras, cocinas y/o cualquier artefacto en desuso. Un barrio que tiene su pescador móvil y el gran grito del afilador que junto con el señor “ajooo ajooo… ajooo buenooo y baratoooo allll ajoooo” le dan color a los sábados a la mañana.
En un edificio de la zona se escucharon gritos, corridas y sirenas. Se incendiaba el 5to piso y había que huir. Eran las 3 de la tarde y lo primero que hizo la vecina que vio el humo fue llamar a los bomberos. Dos dotaciones llegaron en menos del 10 minutos y casi todo el edificio se había autoevacuado. Quedaba una mujer que junto a su hijo quiso esperar a ver que pasaba y la señora del 2do piso que le costaba bajar las escaleras y se quedó esperando a algún bombero apuesto y salvador (siempre y cuando las llamas golpearan su puerta).
El acontecimiento derivó en un desate de nervios y gritos que llamó la atención de todo el barrio. Se escuchó a una vecina -que vivía en el 3er piso- gritarle, desde la escalera de emergencia, lo que estaba ocurriendo a otra colega de la torre de al lado. Otra mujer llamaba a su marido, desesperada porque su criatura de un año y medio había inhalado monóxido de carbono y tenía que llevarlo al hospital del quemado. Se vieron varios bomberos subiendo y bajando las escaleras pero sin ninguna manguera o extintor en sus manos. Hubo muchas de esas señoras y otros cholulos en la puerta del edificio, sorprendidos por lo ocurrido y también emocionados por tanto despliegue; un camión de bomberos cerró la calle, otro se parapetó frente al lugar del sinietro, un patrullero hacía de vehículo transmisor y consultor y ya cobraban fuerzas los preparativos para llamar a TN y Crónica. Y entre todo esto, el incendio.
En la vereda, viendo todo, una señora de pañuelo en la cabeza susurró a otra que el incendio comenzó porque alguien dejo una torta de peras en el horno y se la pasó, otra dijo que un calefón estalló. Otra versión aseguraba que la gente que no se autoevacuó fue porque había mucho humo en el ascensor. Y entre todo esto, seguía el incendio.
Por fin los bomberos dieron con el piso en cuestión y al entrar al departamento vieron que una pequeña llama de una estufa había encendido un pequeño nido de pajáros (que los pequeños cantores habían construido entre el hueco de la salida de los gases y la pared) y esto derivó en un humo negro debido a la cantidad de paja que tenía el artefacto -que de hecho estaba realmente sucio y lleno de mugre-.
Las versiones siguieron circulando, muchas historias entre señoras, pescadores, almaceneros y afiladores nutrieron ese día de fantasías, emoción, adrenalina y gestos de valentía y coraje. Todo fue enriquecido por la gran cantidad de personas, que asombradas, observaron como un pequeño humito generó un gran incendio.

Cierta noche de compras

13 Nov

Una noche Edgar regresaba con su familia a su casa. Venían charlando de las compras que habían hecho, de la cantidad de gente que había y de si Marisa iba a cocinar los mariscos chilenos que compraron o el arroz italiano. Se notaba que luego de la larga y exausta compra de provisiones, la familia estaba hambrienta, por eso papá Edgar aceleraba su auto con el fin de llegar lo antes posible. De repente, a dos cuadras de su casa, Edgar tuvo que frenar el auto porque un carro de botellero, estacionado junto a un volquete, atravesaba la calzada e impedía el paso de la familia. Como no veía a nadie Edgar empezó a tocar de manera desesperada la bocina. Tocaba y tocaba y el carro no se movía. Mamá Marisa al ver que los ruidos no surtían efecto comenzó a insultar al pobre caballo -pensando que este equino entendería el apuro y el hambre que tenían y se corriera- que con la poca fuerza que le quedaba trataba de arrancar un pedazo de yuyo que caia desde el cordón. Su marido, mientras tanto, se bajó del auto maldiciendo y gritando aún más, cuando en ese preciso instante se asoma desde el volquete un nene de 12 años (no más), que masticando un pan seco les pide disculpas, se sube al carro y le quita al pobre caballo la posibilidad de arrancar el yuyo colgado del cordón.