Archive | Septiembre, 2010

S.O.S. Fútbol para todos

27 Sep

Hace ya más de un año que los futboleros argentinos tenemos la chance de ver todos los partidos del torneo AFA. Juegos repartidos cada dos horas, entre sábados y domingos, los hombres tienen sobre cubierta su necesidad de ver fútbol y las mujeres de aquellos enfermizos, andan insultando a más de uno porque su marido no respira, desde las 14 hasta las 22, otra cosa que no sea fútbol.

Ahora bien, ¿está bueno el fútbol que miramos? La posibilidad de ver a todos los equipos nos expone la falta de… todo, que tienen la gran mayoría de los participantes. Desde hace años cada campeonato se reparte para un equipo diferente. Argentinos, Banfield, Lanús, Velez, Estudiantes, Newell’s son algunos de los festejantes en un fútbol, que desde el Boca de Basile 2005-2006 no tiene un bicampeón. (más…)

¡Ay Indep’te!

15 Sep

Como duele ver a este Independiente. Por favor, que vergüenza. Comparada y Menotti llamaron a Garnero y Rotchen porque conocen el club, saben lo que es jugar ahí y por sobre toda las cosas, son concientes de lo que la historia del club exige y obliga. Desde acá no somos quien para cuestionar o argumentar que tanto dirigentes como entrenador están haciendo mal las cosas, pero sí podemos opinar y decir que es asqueroso ver los 11 que entran en cancha a defender la camiseta de Independiente.
(más…)

Ojo con los boludos

3 Sep

Estabamos con Manuel en el auto esperando que sea la hora para ir a la cancha. Aprovechabamos para ponernos los botines y hablar boludeces, como siempre. De repente, apareció, caminando de manera muy rara un pelado. Manuel me mira y me dice: “Que cara de pelotudo que tiene ese, ¡mirá!. Pobre, ni jugar debe saber, jajaja, que cara de opa… ¡¡¡y esa gorra!!!”. Me reí con el y seguimos cargando al fugaz personaje.

Entramos a la cancha, y para nuestra sorpresa, el pelado jugaba para los contrarios. Yo empecé al arco y Manuel abajo. Sacaron del medio, la pelota le va al pelado, Manuel sale al cruce y se come un caño, pero uno de esos feos, que pasan limpitos por entre las piernas y el que lo sufre colea con las plantas de los pies unos centímetros. Feo.

El pelado la toca a un costado, la jugada parece diluirse, Manuel vuelve desesparado a marcar al “boludo ese” y mientras llega a su posición, este personaje aparece para recibir un pase y sin dejar caer la pelota, le mete un sombrero que hizo una parábola tan perfecta por sobre la cabeza de Manuel, que parecía que el flaco estaba jugando al balero con su figura. No la dejó picar, le pegó de volea y clavó la pelota en el ángulo. Yo me quedé duro, inmutable, primero porque fue tan rápido que ni reaccioné, segundo porque no podía creer lo que ese “opa” hizo. Después porque Manuel quedó como un boludo y después porque fue un golazo.

Manuel desde el piso, resignado y casi disminuido hasta lo más mínimo de su ser, me relojea y en voz baja me dice: “Che boludo, atajá una querés”.

Cristina y el operador

1 Sep

Cristina tiene 70 años, Cristina es real, vive y respira como nosotros. Viuda desde hace 45 años, nunca más quiso saber nada con casarse y rearmar su vida amorosa. Jorge y Teresa son sus hijos. Jorge vive en Madrid, se fue en el 79. Perseguido por los militares, se refugió en España para nunca más volver a pisar suelo argentino. Teresa vive en Buenos Aires, pero casi no ve a su madre, salvo para llevarla a cobrar la jubilación cada principio de mes y pasar dentro de unos días, el 31 de diciembre a la tarde para desearle feliz año nuevo. Teresa es una conchuda. Jorge un forro desalmado. Cristina es madre, viuda y sola.
Hace unos días Cristina se levantó afiebrada y con palpitaciones. Cristina vive en un departamento de dos ambientes -para que quiere más-, y como le gusta el espacio (que no tiene) hizo del living comedor su pieza y de su pieza el living. Come en la cocina, sobre la mesada. En la amplitud de su living/habitación tiene una cama grande, la misma que compró con su marido en Harrods y un tocadiscos, único regalo de su hijo radicado en España.

Como casi todas las mañanas, a pesar de la fiebre, Cristina puso un disco de Édith Piaf, se sentó en el borde de su cama y comenzó a vestirse. Las palpitaciones y los temblores febriles hicieron que tardara más de la cuenta en atarse el batón y ponerse las medibachas y las pantuflas. Movió apenas la cortina de junco y un rayo de sol tenue le raspó la frente y fue a parar en el reloj de la mesa de luz. Fue ahí cuando se dio cuenta de la hora. Eran las 10 de la mañana, había dormido dos horas de más de lo habitual y toda la labor del día empezaría atrasada…

(más…)

Enseñanza – La Encuesta

1 Sep

Me tomo el atrevimiento de tomar la encuesta que esta en la barra lateral para trasladarla al cuerpo del Blog. Me parece que un click es demasiado fragil para sustentar la eleccion. Asi que cada uno que vote, esta invitado a justificarlo en los comentarios…

¿Que familiar te dejó alguna enseñanza que todavía hoy recordas?

  • Abuela (56%, 5 Votes)
  • Papá (44%, 4 Votes)
  • Mamá (33%, 3 Votes)
  • Abuelo (33%, 3 Votes)
  • Hermana (22%, 2 Votes)
  • Hermano (22%, 2 Votes)
  • Tío (22%, 2 Votes)
  • Otro (11%, 1 Votes)
  • Tía (0%, 0 Votes)

Total Voters: 9

Cargando ... Cargando ...

Aclaracion: Cae de maduro que todo familiar, salvo excepciones, te deja enseñanzas. Por sobre todo tus viejos, hermanos y abuelos, obviamente todos y cada uno te enseña algo. Sin embargo, entiendo la encuesta como una enseñanza “especial”, algo que esta guardado en nuestra memoria porque el momento en que lo registramos fue vivido de manera diferente o porque nos provocó algun tipo de sentimiento particular…