Archive | Octubre, 2010

¿Y si plantamos distintos?

25 Oct

“No hay volantes que gambeteen: así, las líneas no se rompen casi nunca”. Hugo Tocalli lo dijo en Olé en una entrevista publicada en el diario. No descubrió nada y mucho menos lanzó una bomba que hago eco más allá de las esferas futbolísticas.

Pero hagamos un poco de memoria, un juego, una separación. Tomemos en cuenta a los 5 grandes más los 2 mejores equipos de los últimos 2 años: Vélez y Estudiantes. Busquemos volantes ofensivos o mejor dicho, que gambeteen y vamos a ver que quiso decir Tocalli.

Boca sufre (o no, se verá en unas fechas) la falta de Riquelme, el único distinto del plantel xeneize. Tiene buenos jugadores y hasta pichones de crack, como Escudero. Pero el único que puede hacer algo distinto es Román. Y hasta ahora, en estas 12 fechas disputadas, Boca no gambeteó mucho para adelante y le costó demasiado dar tres pases seguidos. (más…)

Elisa Rufino

21 Oct

hayquelevantarsetemprano,preparárápidolalecheporquetenésqueiralcolegio¡notardes!
¡¡¡notardes!!!vieneelmicro,¿noves?metengoqueiratrabajar.¡dale!.yvosayudameunpoco, quetecrees.dale,despuéstellamoparaverquecomemosalanoche.almediodíavasvos¿no?
notolvides.chau.quedíahoy,nosepuedecaminartranquilo.holachicos¿cómoandan?quetal
elfindesemana.yonohicemucho.hastalueguito.hola.chau.si.hola.voyyvengo.vengoyvoy.
mecompréunspray,¿vistecómosevivehoy?hayquetenercuidado.ahoravengo.menosmal
queyaterminaeldía,estoymuycansadayahoraacocinar.ahtengoquecompraracelga.que
cosa.voyamandarunmensajeaestetipo,yaveoqueseolvidódeirabuscaradardoyleandroa
gimnasia.quecabeza.voyyvengo.sisisi.hola.medasunatadodeespinaca.gracias.no,¡pará!
noeraespinaca,acelga,sisi,acelga.¿medas?tengounsprayteconté.sisisi.ahoravengo.chau.
ayquetipo,siempretiradoenelsillón.cuandosemorirá.¿notejubilasesteaño?jubilate.ahora
vengo.voy.ojo.apagá.prendé.elcalefón.quemequierobañar.coman.peronoparo.noparo.
morite.quetipo.sinomemuevoacásecaetodo.esquesinosoyyo,noesnadie.voyyvengo.voy.
chau.hola.laluz.¡laluz!.apagá.prende.voyyvengovengoyvoy.volvé.

El amor en tiempos de vacío

21 Oct

Siempre pensé que parte de uno muere cuando se termina un noviazgo. Quizá es una conclusión por las muchas relaciones o pocas, ¿quién sabe? Lo que me resulta irremediable es esa sensación de vacío cuando después de noviar por un tiempo llega un final. Nunca sabré si duele más la pérdida de la mujer amada, que me revela sólo e incompleto, o rearmar mi vida.
Esta última fue la que más me sacudió. Como siempre, enamoradizo e ingenuo, había depositado muchas esperanzas y proyectos en ella. Siempre con la mano en el freno por temor a la inevitable, esa forma de pensar me ataba y condicionaba, aunque veía que esa sensación no le importaba, y aún así, todo iba viento en popa. Habíamos decidido donde vivir hasta como llamar a nuestro perro (nunca me gustaron. Le hacía feliz), yo tenía planeado como proponerle casamiento y tenía en mi cabeza ese momento, que no contemplaba otra resolución que la emoción, el llanto y el sí. Tuve muchos meses de felicidad y gozo, pude descansar mi locura en su persona, que no sólo me daba contención, sino también amor. Y de todo tipo.
Me acuerdo los últimos meses. Trabajo, más trabajo, estudio, salidas en pareja (nunca solos), que tu amigo esto, que mi amiga aquello. Que si no venís no voy, que te dejo sola, era un sinfín de reproches y quejas. Vivíamos para maltratarnos y olvidarnos de que éramos una pareja feliz. Nunca recordamos qué nos había unido, cuáles fueron nuestras armas de seducción, cómo nos enamoramos. Olvidamos que por un día malo hubo meses buenos, y que no podíamos hacer eco de una unidad de tiempo tan pequeña. Todo se desmoronó y no quise saber más nada. Era como fue siempre, esperanza, ilusión y proyectos por meses, años, vida. Y todo al diablo en segundos. Dedicarme, dedicarle, protegerla y mimarla, hacerla feliz, buscar que no tenga ningún problema. Fueron esfuerzos y amor por y para ella.
Fue un aluvión de vacío. Fue así tan de repente, como con cada relación que tuve. Fue así, tan rápido que entendí que nunca viví mi vida, sino la de ella. Era hora de pensarme y acordarme. Todo lo demás, es mentira.

Confesión II

13 Oct

Estimado Presidente de la Asociación Argentina de Árbitros:

Querido colega y amigo, te escribo porque me cuesta dar la cara ante esta situación. Tengo tanta vergüenza que no pueda levantar la vista siquiera para pedirle un café a mi mujer. Como ya sabés el domingo dirigí el All Boys-River, el último del torneo. Los equipos se jugaban algo más que los tres puntos. Para All Boys, si ganaba, era la chance por evitar el descenso y River tenía que empatar por lo menos para salir de promoción. Ya los programas de deportes, radios y gentes hablaron, tanto y por demás de como se jugó, como dirigí y el todo el lío que se armó, pero uso estas palabras para confesarte a vos y solamente a vos, porque jugué como jugué y el motivo de mi posterior renuncia.

El año pasado, cuando nos vimos por última vez en el cumpleaños de Malena me preguntaste como estaba con la plata, ahora que ganaba un poco más porque dirigía la Copa Libertadores. Ese día no te pude responder. El porqué de como dirigí el domingo se debe justamente a esas deudas. A los pocos días del cumple de tu hija, Karina me dijo que quería probar de al Gran DT, porque a la quiniela y los caballlos nunca ganaba y ella en el prode que hacían en su trabajo, había ganado varias veces. Le dije que no, porque yo soy árbitro y porque formo parte del juego y como tal, tengo prohibido participar. Karina, persistente como es le buscó la vuelta y me dijo que  si jugabamos con el nombre de ella (recordá que no estamos casados) nadie se daría cuenta. No le costó mucho convérsenme, al fin y al cabo, es un juego y nunca conocí a alguien que lo haya ganado. (más…)

Confesión

12 Oct

Estimado Presidente de la Asociación Argentina de Árbitros:

Querido colega y amigo, me dirijo a vos a través de este medio porque debo sincerar que me cuesta dar la cara ante esta situación. La vergüenza que esto me genera hace que no pueda levantar la vista siquiera para pedirle un café a mi mujer. Como ya sabés este domingo dirigí el último partido de la jornada, que también correspondía al último juego del torneo Apertura. En ese encuentro se disputaba algo más que los tres puntos. All Boys jugaba su chance por evitar el descenso y River quemaba su última ficha para evitar la promoción. Una victoria de los albos condenaba a River y significaba la gloria para ellos y un empate riverplatense liquidaba cualquier esperanza de su rival.

El desarrollo del juego es sabido, hiper comentado, por demás analizado y juzgado. Pero uso estas palabras para explicarte a vos y solamente a vos, el porque de mis acciones y el motivo de mi posterior renuncia. Hace unos meses cuando nos vimos en el cumpleaños de Malena me preguntaste como estaban las cosas con Karina y si el hecho de empezar a dirigir a nivel internacional me había ayudado a pagar mis deudas. Hoy encuentro en las acciones sucedidas los mejores argumentos para responderte.

El porqué de como dirigí el domingo se debe justamente a mis deudas. Entre la hipoteca, la deudas con la AFIP y las que tengo por donde ya sabés, debía mucho más de lo te había contado en el cumple de tu hija. Después de esa vez, Karina me dijo además de jugar a la quiniela y los caballlos, teníamos que probar de jugar al Gran DT ya que ella siempre ganaba en el prode que hacían en su trabajo. Le dije que estaba loca y que encima no podía por mi condición de árbitro, a lo que me respondió que lo podíamos jugar con el nombre de ella sin que nadie se de cuenta. Al no estar casados por civil, nadie que no fuera del entorno, sabría que ella es mi mujer y menos sabrían los de Clarín después de la feroz pelea que tuve en la final del ascenso del 2008. Me convenció y así fue que empezamos a jugar. (más…)

El espejo retrovisor

8 Oct

Hay una revuelta mediática sobre el futuro del técnico de Boca. Como los resultados no se dan, el primer (único) y obligado fúsil que salta es el del DT. La necesidad de periodistas de vender notas picantes y primicias; la escasa, por no decir nula, paciencia instaurada en medios, público, dirigentes y ambiente; la constante exposición de los técnicos a ser evaluados fecha a fecha y la falta de organización y planificación por parte de los clubes al contratar un entrenador hacen de que el mundo Boca parezca Showmatch.

Los resultados que está obteniendo Borghi en Boca son casi los mismos a los que tuvo en sus comienzos en equipos anteriores. Sus ciclos comenzaron con más empates y derrotas que victorias. En Independiente se tuvo que ir rápido, quizá sorprendido por la vorágine del torneo local, por ser su primer experiencia o por lo que sea, no  llegó a cumplir ni una rueda. Con Argentinos, ante un comienzo similiar y muchos amagues de renuncias, la perseverancia (?) y la paciencia, hicieron que se quedara y que tenga un final feliz. Hoy en Boca, es cuestionado desde la tercera fecha. No tuvo ni dos partidos de local para que ya le analicen y cuestionen su Boca. Tiene que dar explicaciones a toda hora por como juega o porque no gana. (más…)