Archive | Marzo, 2011

Fixiones

28 Mar

Todo comenzó allá por el año 1910. El, ya reconocido, terrateniente Carlo Ken, se hizo dueño de una gran cantidad de hectáreas en el centro norte de la provincia de Buenos Aires, gracias a su entrañable amistad con el general Justo Roco. Terminada la cuentra -injusta y lucrativa- guerra contra los primeros y genuinos pobladores de esas pampas, el general le regaló los campos que bordean el río Salado a su amigo Ken, luego de que este le presentase (y oficiase de celestino) a su hermana Elvira. Ken tomó gustoso las tierras, y a modo de agradecimiento, se -le- prometió que haría de ese lugar un próspero y gran poblado, para ayudar al crecimiento de la República.
Ken, no sólo era un poderoso latifundista, sino también un gran visionario y un fiel amante de su patria. Quería a su país, se lo imaginaba grande y luchaba por eso. Es así que en una recorrida a solas con su mujer por las pampas recién regaladas, se detuvieron en un páramo que se destacaba por un llamativo almenado abandonado. Algo le hizo ruido en su ser y Ken, orgulloso y esperanzador le dijo a su esposa que, ahí, justo en ese lugar donde ellos estaban iba a fundar un pueblo. Su mujer lo abrazó con todas sus fuerzas y mientras una lágrima se deslizaba buscando la comisura de sus labios, Ken la besó y le dijo que el nombre del pueblo tendría su nombre. Lo que siguió fueron meses de arduo trabajo, Carlo Ken comenzó a buscar especialistas para hacer de su pueblo, El Pueblo. Quería lo mejor y proyectarlo a gran escala. Buscó al mejor arquitecto de entonces, trajo a un destacado paisajista de Europa, juntó a la cúpula episcopal en busca de la mejor iglesia y se fué hasta la provincia de Corrientes a encontrarse con unas maestras norteamericanas, que eran famosas por sus métodos de estudio y su carisma para la enseñanza.

(más…)

Todo desde un asunto. Entrevista a Christian Leblebidjian.

16 Mar

Hace unos años, luego de leer su columna habitual del diario La Nación, le envié un mail a Christian Leblebidjian, pidiéndole ayuda, ya que al poco tiempo tenía mi primer desafío como DT amateur y necesita algunos conceptos de como ser carne de cañon. Pensé que obtener una  respuesta sería muy difícil (por no decir imposible) de lograr, pero como me enseñaron en el curso de escritura, una de las cosas más importante de un mail, es el asunto del mismo. Eso puede dar la nota. Por ende,  idee un título bastante llamativo y toqué enviar. No sólo me respondió rapidísimo, sino también, me invitaba a un encuentro personal para hablar del tema. Luego, café de por medio, me confesó que respondió ese mail porque le llamó la atención el asunto. Curso justificado y objetivo cumplido.
Más adelante nos cruzamos en las canchas de la UBA, donde era el técnico del equipo campeón de la máxima categoría de ese torneo y después, la aparición de twitter mantuvo este contacto entre un nadie -o sea, yo- y un famoso -o sea, él-. Lo que viene es una entrevista, hecha en medio de la  vorágine de una redacción, horas previas al cierre de la edición y el afán, nuevamente del autor, de jugar  a ser periodista, escritor y por sobre todas las cosas, aprendiz. Espero que lo disfruten, como así lo hice yo.

¿Cómo viste el arranque del campeonato?
Bien, como siempre. Con muchos equipos con expectativas, pero lo cierto es que se nota desde el arranque un torneo muy irregular, niveles desparejos, con un juego técnicamente bajo. Donde equipos que están en la punta son los que están peleando el descenso. Por ejemplo, no hubo un solo equipo que pueda ganar los tres primeros partidos consecutivos.

Bastante bajo, bueno, como se viene viendo hace rato. Parecería que se está condenado a un nivel bajo, porque no se destaca nadie.
Hay individualidades interesantes, lo que pasa es que también, no solamente se ven niveles bajos en cuanto a equipos en forma colectiva, sino también errores individuales desde el concepto futbolístico o errores técnicos, que sorprende para una primera división. Desde el puesto del arquero, los defensores, todas las líneas. Eso antes no se veía en forma tan consecutiva como ahora.

Fue un error técnico, por ejemplo, el gol que le hace Pavone a Independiente hace algunas fechas, desde un lateral.
Sí, porque el partido estaba casi terminado, porque Pavone recibe sólo de un lateral y está solo contra cuatro rivales y así todo hace el gol. Son cuatro errores importantes en la misma jugada. Tiene que ver la concentración, en cuanto a cuestiones físicas o de relevos, o de conceptos. En este fútbol tan competitivo, estar desconcentrado significa más que una ventaja para el rival. (más…)

Crónica de un día en la calle

11 Mar

13:50 hs. Parto rumbo a Parque Patricios desde Lanús. Hace mucho calor, el típico que hace en marzo, a pesar de todavía estar en verano, uno cree que el calor termina con la temporada veraniega, pero no. El verano siempre se guarda tres o cuatro días con temperaturas muy altas para recordanos que todavía esto sigue. Como les decía salí con mi auto a trabajar. Mi primera parada es Parque Patricios, a unas diez cuadras de la cancha de Huracán. Ni bien me adentro en la avenida Velez Sarsfield, un cantidad increíble de autos, camiones, micros, fletes, motos, taxis, semi autos, semi camiones y semi fletes yacen parados sin mostrar indicio de movimiento alguno. Me toma quince minutos hacer 10 cuadras, y ante la atenta (o simulada) mirada de los policias que veía en las esquinas, opto por buscar alguna calle alternativa, tratando de evitar semejante embotellamiento. Para mi suerte, al doblar en Finochetto, me encuentro con que las tres primeras calles paralelas a la avenida Velez Sarsfield, son mano al sur, por que mi posibilidad de encontrar alguna vía de auxilio se ve coartada. No obstante el camino me lleva tras doblar en una plaza y tomar otra avenida, al barrio de Constitución. En lugar de acercarme, claramente, me estaba yendo a la mismisima mierda. Ya esa altura el ánimo distaba de ser el mejor, ya empezaba a putear al aire y encima el tránsito no cesaba, toda arteria que tomara estaba colapsada. Luego de muchas vueltas y de cruzarme a un colectivo de la línea 138, que a sabiendas de que todo era un quilombo, decide conducir por el medio de la calle, haciendo todo aún más lento, cruzo la avenida Jujuy, y estaciono a 3 cuadras de mi primera parada. Es ahí donde me doy cuenta el porqué del caos. Primero, habían cortado el puente de Pompeya, vaya uno a saber porqué, y segundo, en la cancha del globo, justo este día, la presidenta de la Nación celebraba un acto partidario. Ete aquí, que para la muchedumbre seguidora, cualquier calle y/o avenida, pasa a ser propiedad de ellos, entonces sus colectivos ocupan 3 carriles de la avenida Jujuy, muchas calles aledañas y cualquier esquina/asfalto para saltar, gritar, juntarse y marchar hacia el estadio. La policía, lejos de advertir, notificar, avisar, o simplemente informar, mira como todos nos volvemos locos, tratando de cumplir con nuestras obligaciones. En fin, esta primera travesía duró exactamente 55 minutos. En un día normal, el tiempo estimado es de un cuarto de hora. (más…)