Archive | Abril, 2011

In my poor english

18 Abr

It was very funny what happened last Saturday during a trip that we made with my family and our friends across the lands of Navarro. We were heading up to the village, when we were undertaken by a foreign woman who needs transportation to the town. I, we, hesitate a little bit; due to her aspect, but my right side (it means, my good side, my angel side) convince me to lift her up. As soon as she sat in the car she began to talk about her life, her family and Las Marianas. She told us that she lives in this little town with her husband and two of her seven children. The others five live in the capital.
It doesn’t reach the five minutes of the trip that I, we, was drowning by a foul smell of a wine. A cheap wine, to be honest. A smell that got into my head and hit me like a crazy bird. I looked around the car first, looking if anyone else felt so nice that whiff, but no. O yes, perhaps they had been dizzy or perplexed. The issue is that this lady kept talking, talking, and scattering his breath everywhere, overwhelming our noses and knocking out his closest companion, in this case, my son and my wife. Because when I turned around I saw my lady, with an eye up and semi drugged. (más…)

Epifanía I: Semi-Rápido

13 Abr

Seguimos sumando cuentos, en este caso un cuento escatológico. Muy genuino y que habla de la valía del autor, reconociendose a sí mismo, como un vil ladero de los Gases del Olimpo.
Gracias Tin.

Epifanía I: Semi-Rápido

Epifanía: según la Real Academia Española significa: Manifestación, aparición. Fue la primer palabra que se me vino a la cabeza cuando sentado en el inodoro de pronto se me había manifestado sobre lo que tenia que escribir. Quizás, acaso, porque la palabra epifanía tiene que ver con lo que a veces se nos escapa entre las nalgas; porque es sin dudas una aparición, una manifestación. No se si puede llamarse milagroso, pero si muchas veces, cuando se nos cae un pedo,  nos preguntan “¡¿que tenes ahí adentro?!”, entonces uno se cuestiona de donde salen esas cosas.

Una vez hasta recuerdo haberme sorprendido yo mismo, no puedo olvidarlo y todavía busco respuestas. Yo estaba en el colectivo, era temprano… invierno, vidrios empañados, un colectivo lleno…repleto de gente, de esos que te subís y cuando te acomodas, estas tan cerca del vidrio que podrías saludar con la mano al pasajero del colectivo que frena al lado en el semáforo. En eso estaba yo, cerca de la puerta trasera, de pie agarrado de uno de los parantes para no caerme de como te aprieta la gente. No me sentía muy bien ni tampoco recordaba que había comido el día anterior pero si notaba que mi panza estaba sufriendo cambios climáticos. En un momento lo noté, de repente un viento interno cambio de dirección y supe que se dirigía al exterior como un misil tierra-aire de la fuerza aérea de USA buscando el bunker de Saddam…y dije: “nooo, quieto ahí, cigarrillo 43″… lo intenté, créanme que lo intente…pero no se cómo… se me escapó. (más…)

Zona Sur Barrio Cercado

13 Abr

Aquellos que vivimos en la zona sur del conurbano bonaerense, tenemos la satifacción de decir que sin pagar más que el ABL vivimos en un gran barrio cerrado. Hoy que se habla tanto de inseguridad, me parece un buen ejercicio analizar como moverse en zona sur (en mi caso, la base es Lanús), hacia Capital.
Hace unos días discutíamos de política con unos amigos -acto que se debe, pienso, a que uno ya está más grande y comienza a interesarse por otras cosas, o bien, porque es un debate (?) que se instaló durante la administración Kirchner-, y todos coincidimos que hay mucha más inseguridad que hace 10 años. Un amigo me dice; “vos no te acordás que por Pompeya a las 10 de la noche cruzabas lo más bien”. Y otro me dijo; “acordate cuándo ibamos a bailar, viajabamos en colectivo sin ningún problema”.
La instalación de la discución política, futbolera, o de lo que sea, es muy buena -siempre y cuando sea y sean, tratados con respeto asuntos y personas- y en este caso la política, ocupa un mayor espacio. Politica o no, la inseguridad que ronda por estos pagos es alarmante. Después de escuchar esas declaraciones de mis amigos, más alguna otra de gente mas grande y demás, me bastó una recorrida laboral de primera hora semanal para darme cuenta de que realmente está todo complicado. (más…)

Bellos momentos de la vida cotidiana

7 Abr

Twittero invitado, Gonzalo Ruiz (@gonza_ruiz), accedió a la propuesta de Cuentos con Fútbol de publicar cuentos invitados. De esta manera, damos comienzo a esta sección, que esperamos crezca y tome vuelo propio. Mientras tanto, para romper el hielo, tenemos esta delicia, sobre el matrimonio y, como no, el fútbol.
Gracias Gonzalo.

Bellos momentos de la vida cotidiana

Daniel entra apurado a su casa. Va derecho a la cocina y pone el agua para unos mates. Mientras se saca la campera, Marcela le grita algo desde el pasillo. No entiende bien qué.
– Gorda, ¿qué hacés? ¿Pasa algo?
Marcela entra a la cocina con un malestar inocultable.
– ¿Sabés qué pasa, Gordo? ¡¿Sabés qué pasa?! Pasa que estoy harta de vos y tu fútbol, de la cancha, de los partidos, de que vivas sólo para ir a ver a esos muertos todos los domingos. Harta estoy. ¡Entendés! No hay un domingo que podamos hacer algo juntos, ir al shopping, a la montaña, al Parque, nada. Todos los domingos me la paso aburrida como un hongo en la casa de mis viejos. Las chicas salen con sus maridos y yo soy la única infeliz. Parezco soltera, mirá lo que te digo. ¡Eso pasa, eso!
– Gorda, pará un poquito, bajá un cambio… Primero, no son todos los domingos. Todos, todos, no son. A veces son los sábados o los viernes. Segundo, sabés que voy a la cancha desde siempre, de pibe, no me vengás con estos planteos, ya me conocés bien. Y tercero, qué culpa tengo yo de que los maridos de tus amigas sean todos tan putos.
– ¡Ves! ¡Ves que sos un animal! No se puede hablar en serio con vos. Pierdo el tiempo, lo pierdo.
Marcela se queda de brazos cruzados frente a Daniel. Lo mira seria, sin pestañar.
Amaga a decir algo pero se contiene. Daniel saca la yerba y el azúcar. El mate ya está sobre la mesada.
– ¿Gorda, qué haces ahí como una momia? ¿Me querés decir algo más? (más…)

Oficio

5 Abr

Alfarero, electricista, tornero, matricero, gasista, orfebre, tapero, rectificador, carpintero, artesano, pintor, dibujante, cartero, mecanico, bombero y debe haber muchos más.
Siguiendo con la tónica pesimista (para algunos) o revisionista (para pocos), podemos notar como se está perdiendo, algo tan valioso como el saber un oficio. Al menos en mi caso, conozco sólo a una persona menor de 30 años que sepa uno -en este caso, gasista-, aunque, vale mencionar, hace también trabajos de albañilería y electricidad, por lo cual, me genera una duda, porque o se es una cosa o la otra. Pero tres al mismo tiempo, me da que pensar. O es un crack de oficios o es un gran embustero. A lo que voy es que todos (o la gran mayoría) de especialistas que conocemos, se dedican a un rubro. Y si hacen más de uno, generalmente, ese segundo oficio, lo hacen en menor calidad.
Decidí no centrarme en mi ejemplo y empezé a preguntar a conocidos si conocían alguien que trabaje de “oficio”. La mayoría sí conoce, sólo que todos, son mayores de 40 años -por ser generoso y malo en matemáticas-.  Entonces dimos cuenta, entre tantas averiguaciones, que encima de que ya no se estudia un oficio, no se está, como decirlo… reciclando ¿sería apropiado decir? estos trabajos. O sea, en términos caseros; dentro de 10 o 15 años, cuándo en tu casa se rompa un caño de agua, de gas, no ande la heladera, no tengas luz y Edesur no te manda la cuadrilla, o lo que sea; para arreglarlo, vas a tener que buscar ayuda en una empresa especializada (?) -la cual, te cobrará lo mismo que un viaje a Nueva Zelanda- o tendrás que rastrear a algún viejito piola (ese que conocía tu papá), que sabe del tema, que fue lo que buscas, hace justo, 10 o 15 años, y que por el servicio brindado, también te va a cobrar lo que sale un viaje a Nueva Zelanda, sólo que para el esa palabra refiere a una calle más que a un país.  (más…)

Nunca olvido

4 Abr

Editorial de Carlos José Fiorentino:

2 de Abril, un día muy emotivo y especial no sólo para nuestra Argentina, sino también para todos aquellos que estuvieron ahí y en donde todavía hoy siguen estando, cubren con sus cuerpos la tierra querida que defendieron. Pienso, hoy a 29 años de la sinrazón, que no todos los que se dicen defensores de la patria la sienten como tal y la defienden hasta con la vida, esa que muchos dejaron ahí y donde demasiados están en el olvido, queriendo poder volver a ser lo que eran y solo algunos se encuentran en mejores condiciones.
El objetivo y objeto soberano de cualquier nación es hacer valer sus derechos, sea en su propio lugar o fuera de el, cuando se lo ataca o se defenestra. No con la guerra, sino con los fundamentos básicos de todo ser humano que, creado a imagen y semejanza de Dios debe en libertad y respeto saber convivir con conductas de ética, moral, respeto y caridad, hacer valer aquellos derechos que de por sí tenemos intrínsicamente adquiridos y con la obligación justa de transmitirlos y vivirlos como buenos cristianos. Al menos ese debería ser la premisa de toda la dirigencia que en su momento y circunstancia debe dirigir una nación. (más…)

El inevitable destino de dejar ser

4 Abr

Crisitian García y Facundo Ferreyra en Banfield, Lucas Viatri en Boca, Emmanuel Gigliotti en All Boys, Funes Mori en River y Rodrigo Salinas en Godoy Cruz son los únicos (o al menos, más reconocidos, sin que más sea mejor o exitosos) delanteros de 24 años o menos que se pueden catalogar como las esperanzas de nº9 en Argentina. El resto de los 17 equipos que militan en la liga argentina tienen entre sus filas a delanteros centros, titulares estos o referentes también, a extranjeros o “veteranos” post 30, salvo alguna excepción como la de Pavone (28) en River.
Argentina no sólo ya no genera laterales, sino también delanteros centros, arietes, números 9, en definitiva; goleadores.
Parecería ser que el destino de la selección es abandonar su lugar de potencia y pasar a jugar como una selección de segundo nivel. No pasa por argumentar que están Messi, Pastore, Tevez, Aguero y los que sean;  una selección exitosa se compone de 11 jugadores, que como tal, exige diferentes requisitos entre quienes aparecen en su formación, no alcanza con un crack y dos o tres acompañantes. Pero volvamos al inicio; no hay delanteros centros; los jugadores que hoy se destacan en Europa no son netamente jugadores de área, sino más bien, jugadores que se tiran a los costados, bajan a recibir juego, juegan con un referente de área o si lo hacen, es partiendo desde un puesto falso (Messi o Tevez). Contadas algunas excepciones como la de Milito y Lopez, otras apariciones quedaron a mitad de camino o lo abandonaron (Cavenaghi, Osvaldo, Trejo). O sea, hoy hay goleadores, pero ninguno sub24. (más…)