Archive | Mayo, 2011

Tevez, titular siempre…

18 May

La discusión que por estos días ronda en los medios futboleros es porqué Tevez no será convocado a la Selección Nacional, en vistas de la cercana Copa América. Maradona, su fiel y casi único defensor público, critica tanto a Batista como a Grondona por mantener al margen a Carlitos. Tevez, de excelente campaña en la liga inglesa, luego del conflicto suscitado en Qatar, fue borrado de la selección. Se discute porqué no es convocado, se critica al técnico, se responsabiliza al mandamás de la AFA, pero pocos (quizá el técnico lo haga, aunque suena a una pose, quizá para no embarrarse con la decisión del Jefe) se preguntan si esta versión actual de Tevez encaja con esta versión actual del seleccionado.
En tiempos anárquicos o de poca identidad con el juego, Tevez era un jugador casi imprescindible para el seleccionado. Por una razón más que poderosa, él es el primer anárquico. Su juego no se puede encajar en un prototipo determinado. Aunque hoy juega de 9 de área y es el goleador de la Premier League, puede hacerlo también -y muy bien- tanto de segunda punta, como de extremo. Se sabe, a pesar de todo, que donde más rinde es como centrodelantero. (más…)

Campo Winter o el olvido mismo

10 May

La escuela nº 206 “Celmira G. de Cabral”, está ubicada en Campo Winter, localidad de General San Martin, Provincia de Chaco, a un poco más de 1000 km de la Capital Federal. Campo Winter no es un centro de ski ni nada que se le parezca a un centro turístico, aunque su denominación, así lo sugiriese. Es una comunidad educativa que está enclavada en el medio de la nada y entre la nada misma, el olvido se hace presente.
Desde hace unos años, dos matrimonios de Lanús, Provincia de Buenos Aires, se decidieron por apadrinar la escuela. Con mucho esfuerzo y sacrificio tratan de enviar dos o tres veces por año (más no pueden, ya que es muy difícil conseguir plena colaboración) paquetes con alimentos, ropa, juguetes, libros y todo lo que pueda ser útil o pedido desde ese remoto lugar. Los “detalles” que encontraron estos matrimonios, a la hora de juntar cosas, fue que mucha gente colaboraba con el fin, pero pocos lo hacían a conciencia. Para ser más claros; hay gente que entrega un bolsón con ropa vieja y cuando uno abre y descubre lo hay adentro, se encuentra con ropa llena de agujeros, rota directamente, sucia (desde manchas de comida hasta grasa), enorme, no pensada que son para nenes o nenas, o simplemente inservible. Lo mismo pasa con los libros, juguetes y otros materiales. Se salva la comida, porque como se tiene que comprar, son los mismos padrinos quienes eligen lo mejor posible. (más…)

Los principios olvidados

9 May

“Estoy convencido de que la mejor manera de ganar es jugando lo mejor posible, sin olvidarnos de las obligaciones. De eso se trata el fútbol”.
La frase pertenece a Ángel Cappa y sintetiza lo que cada entrenador del fútbol argentino piensa. Ahora bien, ¿qué es “jugar lo mejor posible”?.
Imaginemos que un equipo que basa y fundamenta su juego en el toque y la pelota al ras del piso. Ese equipo tiene que jugar en la cancha de El Porvenir, o si quiere, en alguna de primera, como la del Estadio Único; campos de juego muy malos, con pozos, pasto malo, en fin, canchas amateur o de barrio. Es muy probable que su juego se vea diezmado y “jugar lo mejor posible” pueda ser tratando de evitar la mayor circulación de la pelota y tirar pelotazos. Es una manera, otros con igual filosofía, mantendrían su idea igual a pesar de jugar en un cráter. Y otros, cuyo “jugar lo mejor posible” se basa en tirar pelotazos y evitar el toque intrascendente en el medio, no se verán afectados (o sí) por el estado del campo.
Jugar lo mejor posible es una definición, no una imposición. Y para muchos, hoy, jugar lo mejor posible es hacer un gol y defenderse hasta el pitazo final. Lo que no es una imposición y menos una definición es los conceptos utilizados para ejecutar dicho fin. O sea, tu jugar mejor puede ser de cualquier corriente o estilo, lo que siempre es igual es el inicio, de donde nace todo, en definitiva, el pase. Y ver a los equipos (sobre todo aquellos que pelean la promoción o el descenso) no dar tres pases seguidos, lejos de ser alarmante es directamente inconcebible. No poder dar con una seguidilla de pases no tiene asidero. No puede permitirse. (más…)