Archive | Julio, 2011

El tiempo no para (esperando el milagro)

21 Jul

El tercer culpable, entonces, es Carlos Tevez. Mucho menos importante que los otros dos aunque muy influyente, en él se sintetizan muchos otros jugadores, cuyos bajos rendimientos, ciclos cumplidos y mediocres actuaciones, son dignas de quien se viste la camiseta sólo para luego contarle a alguna botinera de moda su experiencia.
Sin soportar quedar afuera de un torneo, Tevez armó un revuelvo con la prensa y logró que El Jefe lo metiera en la Copa. El, mal llamado, “jugador del pueblo” es quizá el menos democrático dentro de este equipo. Nunca comulgó con Messi –ni parece que soportó que sea el mejor y el más buscado por sus compañeros y la prensa-, a tal punto que en el Mundial pasado lo mandó al frente (sin mencionarlo, eso sí) porque nunca lo sacaban y él era cambio cantado. A pesar de que sus últimas actuaciones fueron malas, consiguió que el pseudo DT que tiene Argentina cambiara todos sus planes, tanto en la conformación de la lista como en el armado del equipo. Su presencia generó, por ejemplo, que en el segundo tiempo contra Bolivia, Batista armara el equipo con Carlitos de 9 y Messi de enganche. Su inclusión en el equipo restó y nunca aportó una solución. Cerró su operación retorno, errando un penal contra Uruguay y, sin querer, ser el “culpable” de la derrota.
Carlitos, es un gran jugador, que tiene un rendimiento de regular para abajo en toda su participación en la selección argentina, cuyo partido más recordado es el cuarto de final contra Alemania en 2006 donde corrió hasta al aguatero y nunca pateó al arco. Ha demostrado que rinde más en un club, donde se siente dueño y señor. Con la celeste y blanca, cosecha su siembra. (más…)

El tiempo no para (Primeros culpables)

18 Jul

Messi tiene 24 años. Con todo el optimismo posible tiene ocho años más de vigencia plena en la Selección, o sea dos Mundiales más y para el 2020… futurología. Messi tiene 24 años y ya jugó un Mundial completo (no contemos el de Alemania, recién estaba empezando su carrera en el seleccionado) y ya fue dirigido por tres entrenadores que lo han podido utilizar a gusto y piacere. Lamentablemente, este proceso en la selección argentina del mejor jugador del mundo, coincide con el peor en la historia a nivel dirigencial de la AFA. ¿Qué quiere decir esto?, que Messi no tiene la suerte de formar parte de un equipo que explote al máximo sus dotes dado que se encuentra en una asociación donde la ética, la mesura, el sentido común y sobre todo, el trabajo, no exiten.

Este nuevo  fracaso argentino tiene, hoy, tres culpables: el más importante, Julio Grondona. Gran hacedor de esta camada deplorable y bochornosa de técnicos al frente de uno de los seleccionados más importantes del mundo. Desde poner a su hijo al mando de las selecciones juveniles hasta su política “démosle bola a la generación del 86”, sus unánimes decisiones estan hundiendo no sólo a la selección mayor, sino también a las juveniles. Luego del gran trabajode Pekerman y Tocalli en juveniles (acaso la única buena acción de gobierno en más de 30 años), se comenzaron a tomar decisiones cuyo objetivo principal fue (y es) desmantelar todo lo bueno. Batista, Brown, Garré, Perazzo y Maradona son los ejemplos de cómo un diploma de técnico recibido y sin tener una sola capacidad como “seleccionador y/o formador”, se puede llegar a puestos de privilegios gracias al “síjulismo”. El mandamás del fútbol argentino cambió su manera de elección de técnicos, al pasar de elegir por antónimos a elegir personas sin pergaminos ni credenciales. Antes para ser DT de Argentina (como así también para ser jugador) había que demostrarlo en la cancha y si era posible, ganando títulos, copas, o bien, demostrando ser competente. Hoy, el actual DT no ganó nada como técnico, su puntos de media no superan el 50% en todos los torneos que dirigió y, al momento de comenzar su etapa en la AFA, era DT de un equipo de segundo división, que encima, iba por la mitad de la tabla. Ni hablar del anterior y menos aún de los que dirigen las juveniles. Hoy, Argentina, último campeón olímpico, no estará en los próximos juegos. (más…)

Laterales

6 Jul

¿Qué se hace mal en el fútbol argentino para que no haya laterales habilidosos y defensivos al mismo tiempo, como tiene Brasil?

La pregunta fue hecha en un comentario por lector a raíz de la nota sobre Messi publicada hace unos días (http://bit.ly/m4nug7). La pregunta necesita una respuesta y había que encontrar a alguien idóneo que nos pueda ayudar a entender el porqué de esta realidad argentina. Entonces me acordé de Christian Leblebidjian. Christian es periodista de La Nación y DT, alguien que ya colaboró con esta página brindándonos una entrevista y respondiendo consultas. En sus columnas “Pizarrón y pases cortos”, explica y analiza de manera muy clara los funcionamientos y tácticas de los equipos y ahora nos explica porque no tenemos laterales.
Sin más, espero que esto ayude a esclarecer la duda de nuestro lector (Fernando) y la de, quizás, algún otro.

Lo que hace mal el fútbol argentino tiene que ver con la formación desde las inferiores, que como la prioridad en muchos clubes, pasa a ser ganar. Quizá ponen un 4-4-2 con cuatro centrales atrás para tener potencia en la pelota parada con el cabezazo y poca salida. Desde allí, pero también en primera. Porque quizás un lateral hace todas las inferiores en forma correcta, pero cuando llegan a primera se encuentra con un DT que los reubica como volantes o media punta. También hay muchos chicos que cuando tienen cierta habilidad ya no quieren jugar de laterales y quieren pensar en una posición más cerca del arco rival. (más…)

Tengo un Messi, ¿qué hago?

4 Jul

“Mi tarea, sí, es tratar de que Leo esté en la Selección rodeado como en el Barsa. Con Pastore buscamos tener a un jugador que se pueda asociar con Messi”. Las declaraciones corresponden a Sergio Batista, seleccionador nacional y fueron dichas en Diciembre de 2010. Estas palabras se pueden unir con otras dichas en la previa de un amistoso contra Japón; “la idea es que D’Alessandro sea el compañero de Messi, (…) le pueden dar mucho a la selección”.
Por lo visto en el primer partido de Argentina en la Copa América y por los que disputó desde que dirige a la selección, se puede afirmar que Batista todavía no sabe o no puede rodear bien a Messi, y lo que es peor aún, no lo juntó, de manera sostenida, con aquellos jugadores que lo entiendan y puedan potenciar su juego. La idea que “detrás de Leo debe haber un equipo” -septiembre 2010-, queda muy lejos si se tiene en cuenta que Messi no juega con aquellos jugadores que pueden brindarle opciones a su juego. El error del técnico está en no probar (más allá de los posibles malos resultados iniciales) jugadores que con el correr de los partidos afinen su sintonía con el 10 argentino y armar un equipo parecido al Barcelona, aunque ahora el técnico lo desmienta. (más…)