Archive | diciembre, 2011

El futuro llegó hace rato

29 Dic

Si de festejar el fin de año se trata, nada mejor para los futboleros que esperar el 2012 brindando por dos declaraciones rimbombantes y esperanzadoras, que no hacen más que ayudar a la ilusión del hincha de ver de una vez por todas, un equipo que juegue al fútbol. El actual seleccionador de Argentina, Alejandro Sabella y un fiel ladero de mandamás de la AFA, Germán Lerche, se han despachado con dos enunciados en las vísperas de nochebuena que a priori, deja contentos y felices a los hinchas resultadistas que dominan el escenario futbolero argento. Sabella, persona seria y capaz, pichón de Bilardo (sentencia de quien suscribe) y sensato en sus palabras, dijo que prefiere obtener un buen resultado a lograr encontrar un equipo (http://bit.ly/t8461w) y Lerche, el presidente de Colón de Santa Fé -seguramente alguna cualidad tendrá-, al comentar acerca de la incorporación de Gabriel Batistuta como director deportivo de la entidad santafesina, bociferó estas palabras textuales: “A mí me sorprendió (Batistuta) porque ya en la primera charla demostró tener mucho criterio y yo creo que para ser dirigente de fútbol no hace falta ir a la universidad, es algo que se va aprendiendo con el tiempo” (http://bit.ly/tssw3H).
Los conceptos que adhiere Lerche son tan incongruentes y terribles que a su vez explica porqué el fútbol argentino esta como está. Sin idoneidad y ni siquiera una serie de conocimientos básicos de la profesión, generaciones de jugadores son victimas (y cómplices) de un sistema cuyos miembros buscan llenar sus bolsillos de mucha plata y dejar que la pelota haga su juego. En el mundo no existe profesional sin estudio y dedicación, pero claro, estamos en Argentina, un país estudiado en Europa por ser un territorio con todas los ventajas y herramientas para ser potencia y sin embargo no sale de su mediocridad. Con el fútbol argentino pasa lo mismo. Tiene al mejor del mundo, al un puñado de enormes jugadores y montones de variantes y ni así pudo lograr un podio en los últimos cinco mundiales. Los dirigentes argentinos están para otra cosa, lo de ellos son countries y ahora afiliaciones políticas. Las últimas elecciones presidenciales en Racing, Boca e Independiente son un digno ejemplo. (más…)