Archive | Marzo, 2012

Independiente logró el punto de quiebre

12 Mar

Los hinchas de Independiente me atrevo a decir, con todo el riesgo que esto supone, gritaron un gol desde la base de sus pulmones luego de un año y 3 meses, cuando el Rojo salió campeón de la Copa Sudamericana. Ayer en la Bombonera, Independiente, que no le ganaba a Boca en su cancha desde el Apertura 2009, logró algo más que una victoria para recomponerse de su triste y paupérrima realidad, donde deja el poco prestigio que le queda hasta jugando la Copa Argentina frente a los suplentes de Belgrano de Córdoba. El resultado de ayer conjetura un trampolín para encarar lo que resta del torneo con una mentalidad ganadora y creer que a pesar del poco material que hay vigente, se puede jugar mejor al fútbol.
No sólo se le ganó al campeón invicto, sino también a ese Boca de años atrás, cuando de local juega con uno más. Ayer Laverni adicionó 9 minutos en total (4 en el primer tiempo, no sea cosa por dar dos, corte el envión anímico que significó el gol de Román/Ferreyra y 5 en el segundo período, motivo que solo se me explica porque justo Farías empató sobre la hora, distinta hubiese sido la historia si el marcador era 4-3)
A pesar de marcar cinco goles y de luego de muchos años encontrar un 9 a medida de lo que la camiseta requiere -oda a Denis-, Independiente no tuvo un juego brillante. ¿Por qué? De los 5 goles, sólo uno, el primero, fue de jugada colectiva. 3 fueron de pelota detenida y el otro de un pelotazo (ojo giles, no se critica de brillante definición de Farías). Cristian Díaz, que vive hoy su jornada de gloria, ni cuando era jugador le habrá sonado tanto el celular como hoy, dijo que planteó un equipo para arriesgar. Entendamos que arriesgar supone atacar en pos de dejar alguna concesión defensiva, algo que Independiente ya lo hace por naturaleza propia digamos. Así todo el técnico propuso atacar a Boca y ser osado en su propuesta, sin embargo, 7 minutos después del empate a 3 de Boca, sacó a Vidal para poner un volante de contención y si el Patito Rodríguez no se acalambraba (vale la chicana twittera de que ayer hizo más de 25 grados, motivo suficiente para entender porqué jugó bien) el cambio era Facundo Parra, repito, Facundo Parra por Ernesto Farías. O sea, cambiar un paquete de Oreo por una Okebón de dulce de leche. Es decir, el discurso del actual DT rojo dista un poco de la realidad. (más…)