8 Instrucciones para una contaminación informativa sana

10 Oct

Que se murió este, que secuestraron a aquel. Mataron a uno, robaron a algunos. Piquete, violaciones, choques, caos, cortes, corridas, salideras, entraderas, extorsiones y más y más mierda. Todo eso se puede ver -y leer- en los noticiosos argentinos. Uno se despierta y si es un poco masoquista puede desayunarse con esa parva de noticias, que lo único que hacen es mostrarte que tu existencia en este mundo es totalmente al pedo y de pedo. Entonces que mejor que un par de consejos, de apostillas, para tragar mejor la medialuna o la galleta con la que desayunas cada mañana y no bañarse tanto de caca o al menos, elegir con que caca nos queremos bañar. Dado que nada bueno puede salir de tanta mierda, la pregunta es, ¿para qué necesitamos saber esas porquerías? ¿Qué cambio le hacen a mi vida? Probablemente para alimentar nuestra cuota de morbo diaria, necesaria para no detener esa máquina interna de alertas, miedos y paranoia que poseemos. Pero, mejor, vamos al grano:

1.Los primeros momentos de la gran noticia son de total redundancia, todos los noticieros se matan por dar alguna primicia, cosa difícil porque todos están tan al pedo, que se chocan entre sí e informan lo mismo y mal. Y en caso de que tengan, o mejor dicho, inventen una novedad es de una desprolijidad tan alarmante que da ternura en lugar de pena. (Ejemplo: Secuestro. Canal informa: URGENTE – Así fue el secuestro. Muestran DOS imágenes de dos autos circulando por la calle. La repiten, le meten garabatos y te cuentan todo lo que no paso en el video y que sí ellos son capaces de informarte).
2. Una vez enterado de lo vital, intrascendente, clave (para poder seguir con vida), lo mejor es apagar la tele, no releer la información recientemente incorporada y tomar un libro, sentarse y leer algo más cultural, Revista Gente pónganle o Semanario si el bolsillo no es amplio. Otra opción válida es meter el tuje en un acogedor sillón, encender la play y despuntar el vicio. Cualquier variante sirve, lo primordial es dejar que la noticia corra un par de días sin tocarla ni buscarla.
3. No es recomendable virar de información una vez incorporada la misma. Si uno se empachó con la desaparición de una persona, no conviene pasar de eso a como se reventaron cuatro pendejos contra un container (¿se escribe así?) en la Avenida Santa Fe. A pesar de que el morbo es nafta, ¡mejor dicho!, es agua; hay que reservarlo para casos de extremaunción.
4. Si se va a comentar lo visto entre familiares o amigos, procurar hacerlo brevemente y no inmiscuirse en la discusión sobre si la piba que violaron andaba mucho tiempo en Facebook o que le gustaba la droga y la joda. Uno no conoce a la victima, entonces cualquier comentario, aparte de ser estúpido es dañino. Y si la llegara a conocer, hay algo que se llama familia y respeto. Así que, silencio.
5. Si la rutina es fuerte, el ocio es nulo y el aburrimiento es grande, es mejor divagar por canales como Discovery Channel, NatGeo, Home&Health. La opción Netflix cotiza en bolsa.
6. Evitar rotar de programas o canales que sean primos hermanos. Las noticias que tienen los canales formadores de vida (?), o sea, informativos, son muy parecidos. Como así también los que nutren de imprescindibles datos sobre famosos y no tanto a la señora de la casa o al paciente inquieto de un a sala de espera. Recordemos que por inercia o como un gen que se hereda, Doña Rosa sabe tanto o más que el mismo famoso (e inclusive que Rial y Ventura juntos) sobre la problemática de las vedettes o quien o quienes son los amantes de nuevo chico de la teve. Esos programas tienen una sola utilidad comprobaba; dotar de sonido a la casa mientras la mucama limpia la misma.
7. Reincidir en la información incorporada después de veinte días de la ingesta produce un refluyo contaminante que es peor que tener acidez después de mezclar choripan con chimi, helado de chocolate y un buen vaso de leche a la tarde con unas Oreos de copetín. No sirve reincidir en la noticia luego de producida y caducada (es decir, 24 horas); primero porque es vieja y ya hay otras más crocantes. Y segundo, porque el noticiero no es el Palacio de Justicia.
8. Si la actividad física es cáncer; si conseguir una cita con un amigo para ir a tomar algo y charlar, en lugar de hacerlo por Whatsapp, es tarea de un mes, mínimo; si dedicar enfermizos quince minutos al recreo con los hijos o menos aún a una plática con la señora esposa es tedioso; si caminar simplemente por paseo con la familia por la calle céntrica de tu barrio es rutinario; si llamar por teléfono a alguien que hace rato queres saber como está, y no mandarle un mensaje por Facebook, te da cosa (boludo); si todo eso, es menos divertido, sano y regocijante que sentarse a ver TN, C5N, A24, 678 y demás canales; entonces, si puedo decirte que aparte de estar contaminado y totalmente hipnotizado, sos un flor de pelotudo.

 

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.8/10 (6 votes cast)
8 Instrucciones para una contaminación informativa sana, 9.8 out of 10 based on 6 ratings

2 Responses to “8 Instrucciones para una contaminación informativa sana”

  1. Daiana Octubre 12, 2014 at 3:43 pm #

    Que buena forma de pensar Mati! Sinceramente es tal cual lo explicas vos, habría que implementar tu tecnica ya que todos los noticieros son mas de lo mismo. Muy buena tu pagina!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  2. MAtias Octubre 13, 2014 at 11:23 am #

    Gracias Dai! Espero que la visita al resto de la página te sea placentera! Me alegro que hayas pasado por aca! Saludos!

    VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Leave a Reply