Tag Archives: HOY

La penumbra de la vida

6 Mar

Mirá la luna. Ahora mirá abajo, no tanto.
Ahí nomás, apenas inclinada a la derecha hay una estrella,
ves que brilla fuerte,

bueno, ahí está

 

I

Como todas las semanas, llevó la ropa recién planchada al lavadero de la planta alta. Desde hacía exactamente tres meses, esa era una de sus tareas en la repartija que le tocó cuando se decidió darle una mano importante a su madre. En esa tarea, daba cada paso despacio, imprimiendo en su memoria cada segundo de esa rutina que sabía, sería fugaz. Miraba, olía y estudiaba detalle por detalle cada rincón de la casa y de ese recorrido. Ese día hubo dos cosas que le llamaron la atención, primero que la pila de ropa cada vez era más chica y segundo que un pequeño destello de luz titilaba desde el fondo de la habitación. Tal vez, modificar el recorrido hacia el lavadero haya activado en ella ciertas señales receptivas a encontrar espacios nuevos. Subir la escalera y pasar primero por el pequeño patio interno que separa ambos dormitorios para luego volver al pasillo, fue, indudablemente, algo distinto.
Apoyó la ropa en la mesa y corrió la cortina de la ventana para que entrara el sol, odiaba la oscuridad, y más si era de día. La terraza con sus enormes macetas y el final en forma de ele del lavadero a un costado era un paisaje que tenía olvidado. Pensó si acaso la ultima vez que estuvo en ese lugar no fue aquel verano, hace ya 20 años, en el que una batalla de bombitas de agua tuvo lugar en toda la casa y ella optó por elegir ese punto clave de la casa para lanzar sus proyectiles. En ese instante dio cuenta que ese destello de luz, visto minutos antes, se había esfumado, luego de dudar un poco, volvió a cerrar las cortinas. Retornó entonces aquella pequeña luz, que aparecía al final de la habitación, allá lejos, en la prolongación del lavadero, esa parte de la casa que nunca se visitaba. Sintió curiosidad y sin darle mucho espacio a la duda, caminó por el pasillo para ver que era.

II

Un antiguo candelabro cubierto con mucha cera, predominaba sobre la pequeña mesa circular de roble, que recordó, era la mesa en la cual guardaban los licores y bebidas en días festivos. A su lado, un confortable sillón victoriano, le daba más volumen al cuarto, que entre muebles de carpintería, retazos de telas y ovillos de hilos de colores, era la mezcla perfecta entre un  taller de artesano y otro de diseñador de ropa. Ese rincón, que otrora servía de depósito de cosas inútiles, ahora era un espacio de creación que ella estaba descubriendo. La curiosidad se volvió asombro cuando pudo ver, apoyado sobre el sillón una pila de cuadernos de tapa dura. Eran varios y de dos colores; uno azul; el otro, rojo. Tenían etiquetas escolares en el costado superior derecho con el nombre de ella y su hermano. Cuando se dispuso a abrir el suyo, escuchó la puerta y vio, apoyada sobre el marco a su madre con dos tazas de te en la mano. Con un dejo de cadencia en la voz le ordenó que se sentara. Deja el libro, sentenció. No alcanzó a primerear la hoja que tenía apartada con los dedos, dejó el cuaderno torpemente y se sentó en un banquito de madera que había por ahí.
Es de tilo, el que te gusta a vos. Vamos a charlar un rato, finalizó la madre. (más…)

8 Instrucciones para una contaminación informativa sana

10 Oct

Que se murió este, que secuestraron a aquel. Mataron a uno, robaron a algunos. Piquete, violaciones, choques, caos, cortes, corridas, salideras, entraderas, extorsiones y más y más mierda. Todo eso se puede ver -y leer- en los noticiosos argentinos. Uno se despierta y si es un poco masoquista puede desayunarse con esa parva de noticias, que lo único que hacen es mostrarte que tu existencia en este mundo es totalmente al pedo y de pedo. Entonces que mejor que un par de consejos, de apostillas, para tragar mejor la medialuna o la galleta con la que desayunas cada mañana y no bañarse tanto de caca o al menos, elegir con que caca nos queremos bañar. Dado que nada bueno puede salir de tanta mierda, la pregunta es, ¿para qué necesitamos saber esas porquerías? ¿Qué cambio le hacen a mi vida? Probablemente para alimentar nuestra cuota de morbo diaria, necesaria para no detener esa máquina interna de alertas, miedos y paranoia que poseemos. Pero, mejor, vamos al grano:

1.Los primeros momentos de la gran noticia son de total redundancia, todos los noticieros se matan por dar alguna primicia, cosa difícil porque todos están tan al pedo, que se chocan entre sí e informan lo mismo y mal. Y en caso de que tengan, o mejor dicho, inventen una novedad es de una desprolijidad tan alarmante que da ternura en lugar de pena. (Ejemplo: Secuestro. Canal informa: URGENTE – Así fue el secuestro. Muestran DOS imágenes de dos autos circulando por la calle. La repiten, le meten garabatos y te cuentan todo lo que no paso en el video y que sí ellos son capaces de informarte). (más…)

La hinchada

17 Jun

rojoHay varios enfoques para explicar el porqué del descenso de Independiente. El más pertinente es el futbolístico, porque es el que puede llevarse a debate, a analizar en profundidad y a buscarle el origen a esta debacle. Sin embargo, prefiero hacerlo desde el lado pasional. Desde el costado emocional, porque ahí tengo una verdad y solo una. La mía. No porque sea autoritario o demagogo, sino porque es pasión. Y la pasión, es como el ser humano, las hay parecidas, nunca iguales. Por eso prefiero escribir desde las emociones que se generaron en mí, mientras iba viendo como descendía Independiente.
Cuando la resignación es tan abrumadora que te saca del foco futbolístico para meterte en la piel de la camiseta y sentir que es no poder, ya no importa el resultado, ni el porqué, tampoco si no tuviste suerte, si las milochocientas cábalas no te funcionaron, si el árbitro no ayudo y si los rivales “ahora juegan bien”. Sólo importa la manera. Y no me refiero a la manera en que el equipo pierda o enfrente su lado más oscuro. Hablo de la forma en que el hincha recibe ese mazazo, como se para frente a ese momento y de que manera lo enfrenta. Cuando las miles de almas que el sábado estuvieron en la cancha, entendieron que el final era inevitable –a pesar de que muchos ya lo tenían asumido mucho tiempo antes- y entendieron que lo que había que hacer era gritar cuán fuerte y potente pueda la garganta y juntar todo el aire posible que los pulmones pudieran aguantar para sostener ese grito en el tiempo, lo que hicieron fue elevar la categoría de un club (de fútbol) que hacía años la había perdido. Perdido entre otras cosas, porque en los últimos 24 torneos, ganó, peleó en dos y en los restantes terminó de mitad de tabla para abajo. Ese aliento, logró que se estremezcan y regocijen de emoción y orgullo esos hombres (esas ánimas), que décadas atrás hicieron de un grande un gigante. Que desde una tele, una radio o un monitor miles de personas empaticen (y no solamente simpaticen) con lo que es ser de Independiente. Ese aliento, esas ganas de no querer irse del estadio para vitorear esos colores, para enaltecer esa camiseta puso en la órbita de lo extraordinario lo que la pasión y el amor por algo ilógico pueden lograr.
La hinchada de Independiente, que nada tiene que ver con la nefasta y mercenaria barra brava, le recordó al fútbol argentino que hay cosas con las cuales no se puede luchar. Y hablo de esa pasión. La misma que seguramente tiene cualquier hincha genuino de cualquier club de fútbol del país, pero que pocos logran demostrarla desde el lugar que les corresponde y debe. Porque ningún hincha legítimo de Independiente puede vanagloriarse o alzar su voz repicando que el sábado no rompió nada ni generó disturbios. El hincha, el que vive fútbol, conoce que esa actitud lo iguala con la barra brava, con el pelutodo, el forro y el hijo de puta que solo va a la cancha para cagarle la vida al otro. No alienta. Lástima. Por eso, los que alentaron son los que entienden que esto es un juego. Que por más que duela, por más que no quieras que tu hijo llore de dolor, por más que quieras darle un beso padre al que tenes al lado y decirle que no moquee más, todo, todo, sucede por algo.

Lo que le pasó a Independiente sirvió para mostrarle a los que hoy los dirigen, los que mañana vendrán, estos que tuvieron los huevos de ponerse la camiseta, esos que ni un gramo de dignidad poseen y abandonaron a sus compañeros en pleno naufragio y aquellos que van a llegar, sepan, comprendan y entiendan, que Independiente no es ese club grande, que ganó siete libertadores y catorce títulos. No es un club que sale con la etiqueta de orgullo nacional. Tampoco el tiene una hinchada amargada o un equipo que, a pesar de nunca usar una casaca rosa, lo llaman así. Independiente no es esas tres últimas temporadas donde no pudo sacar ni siquiera en alguna de ellas 50 míseros puntos, ni esa dirigencia que pagó y paga para que periodistas lacayos salgan a defender lo indefendible. Menos es esta dirigencia que desde la ineptitud futbolística apresuró un poco más este final. No son estos jugadores que por más que “hayan puesto todo”, durante 38 fechas no pudieron contra rivales de categorías similares y hasta inferiores. Tampoco los que se fueron y mandan mensajitos por Twitter para simpatizar con el hincha.
Independiente es otra cosa. Es el viejo club modelo, ese que tenía dirigentes que pedían disculpas con lágrimas en los ojos si no podían pagar una mensualidad. Es ese equipo que se hizo hombre en plena adversidad y que desde su fundación priorizaba la ética y dignidad deportiva por sobre un resultado. Una institución que eligió una manera, un como, para lograr un fin y no solamente alcanzar objetivos porque sí. Independiente es esa estirpe que se transfiere invisiblemente entre padre a hijo, abuelo a nieto, amigo a amigo, hincha a hincha y que cuando tiene que decir de que cuadro es, pronuncia con fuerza y aplomo, con hidalguía y orgullo cada sílaba; IN-DE-PEN-DIEN-TE. Eso era Independiente y algo todavía es. Por eso, cuando pasa lo que pasó, solo queda quitar el sarro existente y volver a fundarse sobre la misma gloria en que se supo vivir.

Los títulos, las copas, los clásicos ganados son cotillón. Aderezan una historia que los precede. Independiente existe a pesar una conquista. Las conquistas por sí solas, no son nada. Potencian, sí, la estirpe ganadora. No la engendran. Las formas, las ideas, la mística, el honor y la dignidad, son el puente hacia el premio final. Pero no confundir; para llegar a la cima, se necesita de cimientos fuertes que te sostengan.

Después de 1950

10 Feb

La muerte de Luis Alberto Spinetta no sólo deja un vacío en el mundo del rock nacional y latinoamericano, sino que también invita a pensar que referentes quedan y tenemos a nivel cultural, político y deportivo en el país. Su ausencia no hace más que resaltar y (nuevamente) advertir, como cada vez se acentúa y descansa en aquellos que supieron ser precursores, líderes y ejemplos a seguir, ante la falta de nuevas figuras, que al menos, copiando o guiándose en esos seres representativos, le den al público una  opción más, rejuvenecedora si se quiere, para alimentar su apetito cultural.
Spinetta, Mercedes Sosa y Gustavo Cerati –aunque este no ha fallecido y se implora por su recuperación- son algunos de las tantas estrellas que han contribuido al desarrollo y fomento de la música nacional y que no obstante, han hecho de su popularidad un medio para un fin. Quizá en los últimos años el masivo acceso a información haya dado a conocer aún más la vida y obra de artitas que han dejado un fuerte legado. Hoy, a quien le importe, encontrar entrevistas, audios, videos o información más detallada de algún virtuoso músico esta al pedir de su dedo índice. Conocer y aprender con sus obras es de un acceso que a priori, sería casi obligatorio para cualquiera que tenga un interés, por mínimo que sea, de aprender.
A simple vista, parecería ser que la tropa que queda, comandados por León Gieco y Charly Garcia, tendrán que reafirmarse y mantenerse más que nunca vigentes, para que junto a un selecto grupo de idóneos laderos como Ricardo Mollo, Gustavo Santaolla, Indio Solari, Pedro Aznar, Andrés Calamaro, entre otros, sigan mostrando su obra y contagien (enseñen) a las generaciones más pequeñas, tratando de buscar el mismo cenit que buscó el rock nacional en sus inicios. Se trata, quizá, de librar una batalla –siempre en términos figurativos- para que la música sea un instrumento leal y de gran valor cultural de un país y sostenga esa búsqueda ante las irrupciones de ciertos grupos que, a puro bocinazos,  sólo buscan su satisfacción económica y su efímero acceso a la fama.
También la politica y el deporte siguen el mismo camino. Con sus pros y sus contras Nestor Kirchner seguramente sea el referente más significativo de la política argentina de los últimos 20 años. En un ámbito donde los fósiles parecen ser perennes a cualquier cataclismo o a la sociedad misma, la aparición del difunto ex presidente ha incorporado nuevamente el debate político en el país, con todo lo que eso significa. (más…)

Solo para amarte

24 Nov

Enloquecido estoy por amarte una vez más, cantaba Rata Blanca allá por los finales de los años 80, y hoy, muchos años después se me viene a la mente esa canción cuando pienso en escribirte. Una vez más, dice, y creo que tiene razón la canción, porque puedo decir que tu llegada se divide en dos momentos; uno que es aquel en donde la noticia es fresca, la concepción está en sus primeros amaneceres y las emociones tiene ese sabor mezcla alegría, sorpresa y ansiedad. Y la otra, que es aquella en donde ya estás con nosotros, ya te tenemos en brazos y lo que era nervios ahora son temblores, sacudones y todo en ebullición de tanta emoción contenida.
Ambas tienen algo en común, el amor está siempre presente y así como uno no entiende como puede amar algo que no ve y que es muy pequeño, tampoco comprende que no alcanza los besos y abrazos para demostrar que desde hace nueve meses sos lo más importante que tengo en la vida. Gracias a Dios y a tu madre, tengo la dicha de que ese amor tan incondicional e inexplicable, lo disfruto en duplicado. Entonces son lo más esencial que necesito en mi vida. Hoy, tu hermano esta preparando el terreno para tu llegada porque con cada mueca nueva, gesto aprendido o descubierto y especie de vocablo enunciado, genera en nosotros enormes expectativas y ganas de ver que vas a hacer vos y ¡como vas a ser!
Quizá porque esta es la segunda vez y uno se cree que aprendió todo o porque tal vez espera con sensaciones poco frecuentadas en la vida cotidiana, esto de esperar nueve meses se hace laaargo y a su vez raro; porque no está esa adrenalina que genera esa que se va a vivir por primera vez, y entonces todas esas energías depositadas en algo nunca antes conocido, ahora se bifurcan en varios caminos que van desde la ansiedad y la nueva alegría hasta dejar en segundo plano ese momento para preparar la previa como se debe. (más…)

Hubo un partido de fútbol

27 Jun

Además de los desmanes, destrozos y peleas que hubo en el Monumental. Además de los informes, editoriales, columnas y debates televisivos sobre la culpabilidad de Passarella y Aguilar y además de las cargadas, chicanas e idioteces que se hablan en internet, ayer, en Nuñez, hubo un partido de fútbol.

River enfrentaba a Belgrano con la ilusión de mantener la categoría, para eso tenía que ganar por dos goles de diferencia. El partido de ayer fue malo, con pocas chances de gol, mucha pelota por el aire y poca capacidad por parte de los jugadores millonarios para romper con la táctica pirata. Belgrano se paró a jugar de igual manera que lo hizo en Córdoba, sólo con una variante táctica; la marca personal de Rodriguez sobre Lamela. El 10 de River pareció sentirla y le costó entrar en juego. El equipo de Zielinsky propuso dos líneas de cuatro bien marcas, con laterales que nunca pasaron la mitad de la cancha y Vazquez y Pereyra rotando por los costados para abrir la defensa de tres centrales de River y permitir el ingreso por sorpresa de Mansanelli o Maldonado más alguna irrupción sorpresiva de Farré o Rodriguez. Con sus volantes más preocupados en la marca que por el juego, Belgrano no supo ni pudo ejecutar su idea ofensiva, se aferró a cerrarle espacios a River y depositó sus aproximaciones en los tiros libres generados por la gran cantidad de faltas que Ferrero le cometió tanto a Vazquez como a Pereyra, sobre todo en el primer tiempo. (más…)

Colofón

22 Jun

Todavía podemos aspirar a la grandeza. Nos pido ese coraje.
ERNESTO SABATO 

Si a mí me dieran el 0,0001% de lo que ganan, sabés como aliento.
DICHO POPULAR

 

Analizar a este River es más que difícil, doloroso. No por el dolor que infiera el pensar o entender este momento del club de Nuñez, sino por lo triste, cansador y desencantador que es poder encontrar una explicación a el por qué juega como juega un equipo de los más importantes de Argentina y con un palmarés digno de un club exitoso y grande. Mas allá de la herencia que dejó Aguilar y de los errores cometidos por Passarella, lo más ilógico en todo este proceso de descenso (fueron, de a poco, bajando hasta llegar adónde llegaron), es la falta de criterios y o de ideas para poder salir de donde están. Cómo muchas veces se habló en este sitio, la idea de base es la madre de todas las cosas. La grandeza de River es parte de esa idea, que excede a los jugadores y dirigentes, aunque ellos sean los responsables de ejecutarla.
River jugó casi todo el campeonato basándose en la fórmula de los equipos limitados o vacíos de contenido; busco el cero en mi arco y veo si puedo hacer un gol de contra ataque o en algún córner o tiro libre. Como bien se sabe, esa característica esta más emparentada con el azar que con la lógica. Hoy vemos como sus equipos pioneros sufrieron  un revés (Banfield) o mermas en su rendimiento (Arsenal), luego de alguna temporada de éxito efímero o algunos buenos resultados. Jugar al cero y meter un gol de casualidad es como una “ver” agua en medio de una ruta mientras se maneja.  River, nunca tendría que haber apostado a esa visión. (más…)

Tevez, titular siempre…

18 May

La discusión que por estos días ronda en los medios futboleros es porqué Tevez no será convocado a la Selección Nacional, en vistas de la cercana Copa América. Maradona, su fiel y casi único defensor público, critica tanto a Batista como a Grondona por mantener al margen a Carlitos. Tevez, de excelente campaña en la liga inglesa, luego del conflicto suscitado en Qatar, fue borrado de la selección. Se discute porqué no es convocado, se critica al técnico, se responsabiliza al mandamás de la AFA, pero pocos (quizá el técnico lo haga, aunque suena a una pose, quizá para no embarrarse con la decisión del Jefe) se preguntan si esta versión actual de Tevez encaja con esta versión actual del seleccionado.
En tiempos anárquicos o de poca identidad con el juego, Tevez era un jugador casi imprescindible para el seleccionado. Por una razón más que poderosa, él es el primer anárquico. Su juego no se puede encajar en un prototipo determinado. Aunque hoy juega de 9 de área y es el goleador de la Premier League, puede hacerlo también -y muy bien- tanto de segunda punta, como de extremo. Se sabe, a pesar de todo, que donde más rinde es como centrodelantero. (más…)

Campo Winter o el olvido mismo

10 May

La escuela nº 206 “Celmira G. de Cabral”, está ubicada en Campo Winter, localidad de General San Martin, Provincia de Chaco, a un poco más de 1000 km de la Capital Federal. Campo Winter no es un centro de ski ni nada que se le parezca a un centro turístico, aunque su denominación, así lo sugiriese. Es una comunidad educativa que está enclavada en el medio de la nada y entre la nada misma, el olvido se hace presente.
Desde hace unos años, dos matrimonios de Lanús, Provincia de Buenos Aires, se decidieron por apadrinar la escuela. Con mucho esfuerzo y sacrificio tratan de enviar dos o tres veces por año (más no pueden, ya que es muy difícil conseguir plena colaboración) paquetes con alimentos, ropa, juguetes, libros y todo lo que pueda ser útil o pedido desde ese remoto lugar. Los “detalles” que encontraron estos matrimonios, a la hora de juntar cosas, fue que mucha gente colaboraba con el fin, pero pocos lo hacían a conciencia. Para ser más claros; hay gente que entrega un bolsón con ropa vieja y cuando uno abre y descubre lo hay adentro, se encuentra con ropa llena de agujeros, rota directamente, sucia (desde manchas de comida hasta grasa), enorme, no pensada que son para nenes o nenas, o simplemente inservible. Lo mismo pasa con los libros, juguetes y otros materiales. Se salva la comida, porque como se tiene que comprar, son los mismos padrinos quienes eligen lo mejor posible. (más…)

Zona Sur Barrio Cercado

13 Abr

Aquellos que vivimos en la zona sur del conurbano bonaerense, tenemos la satifacción de decir que sin pagar más que el ABL vivimos en un gran barrio cerrado. Hoy que se habla tanto de inseguridad, me parece un buen ejercicio analizar como moverse en zona sur (en mi caso, la base es Lanús), hacia Capital.
Hace unos días discutíamos de política con unos amigos -acto que se debe, pienso, a que uno ya está más grande y comienza a interesarse por otras cosas, o bien, porque es un debate (?) que se instaló durante la administración Kirchner-, y todos coincidimos que hay mucha más inseguridad que hace 10 años. Un amigo me dice; “vos no te acordás que por Pompeya a las 10 de la noche cruzabas lo más bien”. Y otro me dijo; “acordate cuándo ibamos a bailar, viajabamos en colectivo sin ningún problema”.
La instalación de la discución política, futbolera, o de lo que sea, es muy buena -siempre y cuando sea y sean, tratados con respeto asuntos y personas- y en este caso la política, ocupa un mayor espacio. Politica o no, la inseguridad que ronda por estos pagos es alarmante. Después de escuchar esas declaraciones de mis amigos, más alguna otra de gente mas grande y demás, me bastó una recorrida laboral de primera hora semanal para darme cuenta de que realmente está todo complicado. (más…)