Tag Archives: MARAdona

El peluquero es mejor que Messi

15 Jul

Nico está sentado mientras Sebastián, el peluquero, le está cortando el pelo. Están callados, la presencia de un nuevo cliente (yo), quizá los haya inhibido acerca del tema que estaban charlando. O no. No pasó mucho tiempo para que una nueva persona ingresara al local. “Hola Enri”, lo saludan peluquero y cliente. Ya me alcanzaba para darme cuenta que no solo iba a someter mi cabeza a un peluquero nuevo, sino también que además de ya dejar bastante que desear el lugar (sobre todo por la desprolijidad y todo “lo armamo’ así nomá” del local), el reducto funcionaba como punto de reunión de amigos, o de al menos, clientes muy asiduos. Enri no respondió el saludo, se sentó y dijo:
—Y bue, ¡ya tá! Ahí lo tenés al nene mimado de la gente, ni una puta pelota corrió.
Nico cabecea afirmando freneticamente a pesar de que le estaban rapando la nuca. —Sí, dejate de joder. Forro. No hizo una mierda—, dispara luego de que el peluquero le tomara la cabeza para que pare de moverse.
—El Mundial había que ganarlo, ya que llegamos a la final, tenés que aprovechar y ganar. Y te digo más, el Cuqui Silvani, ese gol lo hacía— dice el peluquero.
—¿Silvani? Silvera, boludo—corrige el que estaba sentado.
—Seee, jajaja. Silvera, hasta Mancuello hacía ese gol— mete bocado Enri, sentado al lado mío y ya mirando Olé por el celular. —El jugador del pueblo, afuera, mirando la nada y estos muertos ni corrieron. Los tres de arriba. Y Agüero, otro forro más. Por lo menos tenés que correr. Messi no corrió. ¡No corrió una sola pelota! Baja, corre. Mostra algo.
—¡Sí! El jugador del pueblo faltó. Con ese, lo ganábamos— sentencia el peluquero. (más…)

El futuro llegó hace rato

29 Dic

Si de festejar el fin de año se trata, nada mejor para los futboleros que esperar el 2012 brindando por dos declaraciones rimbombantes y esperanzadoras, que no hacen más que ayudar a la ilusión del hincha de ver de una vez por todas, un equipo que juegue al fútbol. El actual seleccionador de Argentina, Alejandro Sabella y un fiel ladero de mandamás de la AFA, Germán Lerche, se han despachado con dos enunciados en las vísperas de nochebuena que a priori, deja contentos y felices a los hinchas resultadistas que dominan el escenario futbolero argento. Sabella, persona seria y capaz, pichón de Bilardo (sentencia de quien suscribe) y sensato en sus palabras, dijo que prefiere obtener un buen resultado a lograr encontrar un equipo (http://bit.ly/t8461w) y Lerche, el presidente de Colón de Santa Fé -seguramente alguna cualidad tendrá-, al comentar acerca de la incorporación de Gabriel Batistuta como director deportivo de la entidad santafesina, bociferó estas palabras textuales: “A mí me sorprendió (Batistuta) porque ya en la primera charla demostró tener mucho criterio y yo creo que para ser dirigente de fútbol no hace falta ir a la universidad, es algo que se va aprendiendo con el tiempo” (http://bit.ly/tssw3H).
Los conceptos que adhiere Lerche son tan incongruentes y terribles que a su vez explica porqué el fútbol argentino esta como está. Sin idoneidad y ni siquiera una serie de conocimientos básicos de la profesión, generaciones de jugadores son victimas (y cómplices) de un sistema cuyos miembros buscan llenar sus bolsillos de mucha plata y dejar que la pelota haga su juego. En el mundo no existe profesional sin estudio y dedicación, pero claro, estamos en Argentina, un país estudiado en Europa por ser un territorio con todas los ventajas y herramientas para ser potencia y sin embargo no sale de su mediocridad. Con el fútbol argentino pasa lo mismo. Tiene al mejor del mundo, al un puñado de enormes jugadores y montones de variantes y ni así pudo lograr un podio en los últimos cinco mundiales. Los dirigentes argentinos están para otra cosa, lo de ellos son countries y ahora afiliaciones políticas. Las últimas elecciones presidenciales en Racing, Boca e Independiente son un digno ejemplo. (más…)

El tiempo no para (esperando el milagro)

21 Jul

El tercer culpable, entonces, es Carlos Tevez. Mucho menos importante que los otros dos aunque muy influyente, en él se sintetizan muchos otros jugadores, cuyos bajos rendimientos, ciclos cumplidos y mediocres actuaciones, son dignas de quien se viste la camiseta sólo para luego contarle a alguna botinera de moda su experiencia.
Sin soportar quedar afuera de un torneo, Tevez armó un revuelvo con la prensa y logró que El Jefe lo metiera en la Copa. El, mal llamado, “jugador del pueblo” es quizá el menos democrático dentro de este equipo. Nunca comulgó con Messi –ni parece que soportó que sea el mejor y el más buscado por sus compañeros y la prensa-, a tal punto que en el Mundial pasado lo mandó al frente (sin mencionarlo, eso sí) porque nunca lo sacaban y él era cambio cantado. A pesar de que sus últimas actuaciones fueron malas, consiguió que el pseudo DT que tiene Argentina cambiara todos sus planes, tanto en la conformación de la lista como en el armado del equipo. Su presencia generó, por ejemplo, que en el segundo tiempo contra Bolivia, Batista armara el equipo con Carlitos de 9 y Messi de enganche. Su inclusión en el equipo restó y nunca aportó una solución. Cerró su operación retorno, errando un penal contra Uruguay y, sin querer, ser el “culpable” de la derrota.
Carlitos, es un gran jugador, que tiene un rendimiento de regular para abajo en toda su participación en la selección argentina, cuyo partido más recordado es el cuarto de final contra Alemania en 2006 donde corrió hasta al aguatero y nunca pateó al arco. Ha demostrado que rinde más en un club, donde se siente dueño y señor. Con la celeste y blanca, cosecha su siembra. (más…)

El tiempo no para (Primeros culpables)

18 Jul

Messi tiene 24 años. Con todo el optimismo posible tiene ocho años más de vigencia plena en la Selección, o sea dos Mundiales más y para el 2020… futurología. Messi tiene 24 años y ya jugó un Mundial completo (no contemos el de Alemania, recién estaba empezando su carrera en el seleccionado) y ya fue dirigido por tres entrenadores que lo han podido utilizar a gusto y piacere. Lamentablemente, este proceso en la selección argentina del mejor jugador del mundo, coincide con el peor en la historia a nivel dirigencial de la AFA. ¿Qué quiere decir esto?, que Messi no tiene la suerte de formar parte de un equipo que explote al máximo sus dotes dado que se encuentra en una asociación donde la ética, la mesura, el sentido común y sobre todo, el trabajo, no exiten.

Este nuevo  fracaso argentino tiene, hoy, tres culpables: el más importante, Julio Grondona. Gran hacedor de esta camada deplorable y bochornosa de técnicos al frente de uno de los seleccionados más importantes del mundo. Desde poner a su hijo al mando de las selecciones juveniles hasta su política “démosle bola a la generación del 86”, sus unánimes decisiones estan hundiendo no sólo a la selección mayor, sino también a las juveniles. Luego del gran trabajode Pekerman y Tocalli en juveniles (acaso la única buena acción de gobierno en más de 30 años), se comenzaron a tomar decisiones cuyo objetivo principal fue (y es) desmantelar todo lo bueno. Batista, Brown, Garré, Perazzo y Maradona son los ejemplos de cómo un diploma de técnico recibido y sin tener una sola capacidad como “seleccionador y/o formador”, se puede llegar a puestos de privilegios gracias al “síjulismo”. El mandamás del fútbol argentino cambió su manera de elección de técnicos, al pasar de elegir por antónimos a elegir personas sin pergaminos ni credenciales. Antes para ser DT de Argentina (como así también para ser jugador) había que demostrarlo en la cancha y si era posible, ganando títulos, copas, o bien, demostrando ser competente. Hoy, el actual DT no ganó nada como técnico, su puntos de media no superan el 50% en todos los torneos que dirigió y, al momento de comenzar su etapa en la AFA, era DT de un equipo de segundo división, que encima, iba por la mitad de la tabla. Ni hablar del anterior y menos aún de los que dirigen las juveniles. Hoy, Argentina, último campeón olímpico, no estará en los próximos juegos. (más…)

Tevez, titular siempre…

18 May

La discusión que por estos días ronda en los medios futboleros es porqué Tevez no será convocado a la Selección Nacional, en vistas de la cercana Copa América. Maradona, su fiel y casi único defensor público, critica tanto a Batista como a Grondona por mantener al margen a Carlitos. Tevez, de excelente campaña en la liga inglesa, luego del conflicto suscitado en Qatar, fue borrado de la selección. Se discute porqué no es convocado, se critica al técnico, se responsabiliza al mandamás de la AFA, pero pocos (quizá el técnico lo haga, aunque suena a una pose, quizá para no embarrarse con la decisión del Jefe) se preguntan si esta versión actual de Tevez encaja con esta versión actual del seleccionado.
En tiempos anárquicos o de poca identidad con el juego, Tevez era un jugador casi imprescindible para el seleccionado. Por una razón más que poderosa, él es el primer anárquico. Su juego no se puede encajar en un prototipo determinado. Aunque hoy juega de 9 de área y es el goleador de la Premier League, puede hacerlo también -y muy bien- tanto de segunda punta, como de extremo. Se sabe, a pesar de todo, que donde más rinde es como centrodelantero. (más…)

Maradona y Pekerman se equivocaron

5 Jul

Los dos principales problemas de la eliminación Argentina contra Alemania en el mundial se debió a la falta de laterales y a el error en los cambios. Esta sentencia tanto vale para la eliminación del mundial pasado como para este.
Hagamos un poco de historia; contra Alemania en el 2006, la selección de Pekerman perdió por penales contra su par alemán. Mas allá de que los penales son una lotería, y la derrota duele más y Argentina hizo un buen mundial, se reprochó, en su momento, que luego del empate germano, la entrada de Lionel Messi era fundamental para fulminar con su velocidad a los centrales alemanes que mostraban un notorio cansancio. Pekerman optó por Julio Cruz, tanto para defender los embates aéreos del rival como para poder bajarle alguna pelota a Tevez, o bien, acertarle al arco de Lehman. También se criticó la actuación de Tevez, que a pesar de ser una fiera y correr a cual alemán se pasára cerca de el (hasta el vestuario si fuera necesario), no pateó nunca al arco y apenas tuvo algún desborde poco productivo.
El sábado la selección de 23 fieras de Maradona perdió “mal” contra un seleccionado alemán, que digamos en criollo, lo bailo desde el primer minuto y lo gozó durante los 15 finales. El partido con México, 6 días atrás, ya había enviado un par de alertas. Sin ningún tipo de autocrítica (mas allá de haber ganado, un grande cambia no sólo en la derrota sino aún más en la victoria), el DT elegió ningunear algunas respuestas y establecer que su equipo jugó perfecto y que el rival “NUNCA NOS COMPLICÓ”…

Hay que alentar

18 Feb

En esta oportunidad tenemos el agrado de invirtarlos a leer una nota que nos manda un asiduo lector del blog. El placer de publicar la opinión de Mauro De Candia. ¡Que disfruten!:

Pasaron muchos años, 24 para ser exactos. Y una tarde de junio Argentina se consagraba por segunda vez a nivel mundial. Pero no era cualquier campeonato, tenía un gusto diferente. Porque el primero había estado envuelto de sospechas. Eramos locales, resultados dudosos y muy favorables por momentos…

Esta vez era distinto, tierra ajena y no había espacio ni tiempo para suspicacias. Con este preámbulo, no intento (ni quiero) hablar del mundial de 1986 ni de la final que Argentina le gana a Alemania por 3 a 2. Todo me conduce hasta el señor que hace 24 años llevó a la selección a consagrarse como la mejor del mundo. Diego Armando Maradona. Señor que, por las vueltas de la vida, hoy está sentado en el banco de suplentes del seleccionado argentino.
Después de su asunción las emociones y comentarios fueron de todo tipo y color. Vinieron los primeros partidos y se empezó a decir que era lo que necesitábamos, que los jugadores rendían más, que el sabía a la perfección lo que era la celeste y blanca. Pero el tiempo pasa, y los comentarios se deforman, se deshacen y la gente se desdice. Y la crítica se llena de ira, de rabia y sobrepasa la camiseta llegando a la persona. Y llegan los calificativos despectivos e hirientes. Ojo, no defiendo a Maradona, él es el primero en decir y desdecir sin importar el ridículo. Pero no creo que esto nos lleve a nada.
Desde esa tarde de junio se sucedieron los técnicos (de renombre) y el sueño siempre quedó trunco. Nosotros nos ilusionamos y ellos (Brasil, Francia, Italia, Alemania) festejando.
Argentina ya está en el mundial, y tiene como capitán del barco al mejor jugador de todos los tiempos, pero a su vez a una persona totalamente nula en conocimientos técnicos y psicológicos necesarios para llevar adelante semejante batalla (o sueño). Pero está ahí, y aunque no nos guste la soberbia, su forma de hablar, hay que dejarlo, porque al mundial va a llegar y, aunque muchos lo quieran, el DT no va a cambiar.
Pasaron tipos serios y trabajadores, técnicos con trayectoria, pero la copa nunca llega. ¿Por qué, más allá de todo este circo que se genero, no damos una oportunidad?. El famoso “a ver que pasa”, “otra mancha más al tigre”.
Es una lástima que las críticas sean tan absurdas y sin sentido. Es una lástima también que sean recibidas con tanto prepotencia y soberbia de la persona que nos está representando. Pero ya estamos en el baile, y juegue como juegue la selección nos va a ilusionar de nuevo.
Es un momento para dar apoyo, para alentar y no para querer tirar mierda o esperar que el barco se hundía para decir “yo tenía razón, el drogadicto no sabe una mierda”.
Desde siempre hincha de la selección, juegue quien juegue, dirija quien dirija.

MAURO DE CANDIA