Tag Archives: messi

El peluquero es mejor que Messi

15 Jul

Nico está sentado mientras Sebastián, el peluquero, le está cortando el pelo. Están callados, la presencia de un nuevo cliente (yo), quizá los haya inhibido acerca del tema que estaban charlando. O no. No pasó mucho tiempo para que una nueva persona ingresara al local. “Hola Enri”, lo saludan peluquero y cliente. Ya me alcanzaba para darme cuenta que no solo iba a someter mi cabeza a un peluquero nuevo, sino también que además de ya dejar bastante que desear el lugar (sobre todo por la desprolijidad y todo “lo armamo’ así nomá” del local), el reducto funcionaba como punto de reunión de amigos, o de al menos, clientes muy asiduos. Enri no respondió el saludo, se sentó y dijo:
—Y bue, ¡ya tá! Ahí lo tenés al nene mimado de la gente, ni una puta pelota corrió.
Nico cabecea afirmando freneticamente a pesar de que le estaban rapando la nuca. —Sí, dejate de joder. Forro. No hizo una mierda—, dispara luego de que el peluquero le tomara la cabeza para que pare de moverse.
—El Mundial había que ganarlo, ya que llegamos a la final, tenés que aprovechar y ganar. Y te digo más, el Cuqui Silvani, ese gol lo hacía— dice el peluquero.
—¿Silvani? Silvera, boludo—corrige el que estaba sentado.
—Seee, jajaja. Silvera, hasta Mancuello hacía ese gol— mete bocado Enri, sentado al lado mío y ya mirando Olé por el celular. —El jugador del pueblo, afuera, mirando la nada y estos muertos ni corrieron. Los tres de arriba. Y Agüero, otro forro más. Por lo menos tenés que correr. Messi no corrió. ¡No corrió una sola pelota! Baja, corre. Mostra algo.
—¡Sí! El jugador del pueblo faltó. Con ese, lo ganábamos— sentencia el peluquero. (más…)

El futuro llegó hace rato

29 Dic

Si de festejar el fin de año se trata, nada mejor para los futboleros que esperar el 2012 brindando por dos declaraciones rimbombantes y esperanzadoras, que no hacen más que ayudar a la ilusión del hincha de ver de una vez por todas, un equipo que juegue al fútbol. El actual seleccionador de Argentina, Alejandro Sabella y un fiel ladero de mandamás de la AFA, Germán Lerche, se han despachado con dos enunciados en las vísperas de nochebuena que a priori, deja contentos y felices a los hinchas resultadistas que dominan el escenario futbolero argento. Sabella, persona seria y capaz, pichón de Bilardo (sentencia de quien suscribe) y sensato en sus palabras, dijo que prefiere obtener un buen resultado a lograr encontrar un equipo (http://bit.ly/t8461w) y Lerche, el presidente de Colón de Santa Fé -seguramente alguna cualidad tendrá-, al comentar acerca de la incorporación de Gabriel Batistuta como director deportivo de la entidad santafesina, bociferó estas palabras textuales: “A mí me sorprendió (Batistuta) porque ya en la primera charla demostró tener mucho criterio y yo creo que para ser dirigente de fútbol no hace falta ir a la universidad, es algo que se va aprendiendo con el tiempo” (http://bit.ly/tssw3H).
Los conceptos que adhiere Lerche son tan incongruentes y terribles que a su vez explica porqué el fútbol argentino esta como está. Sin idoneidad y ni siquiera una serie de conocimientos básicos de la profesión, generaciones de jugadores son victimas (y cómplices) de un sistema cuyos miembros buscan llenar sus bolsillos de mucha plata y dejar que la pelota haga su juego. En el mundo no existe profesional sin estudio y dedicación, pero claro, estamos en Argentina, un país estudiado en Europa por ser un territorio con todas los ventajas y herramientas para ser potencia y sin embargo no sale de su mediocridad. Con el fútbol argentino pasa lo mismo. Tiene al mejor del mundo, al un puñado de enormes jugadores y montones de variantes y ni así pudo lograr un podio en los últimos cinco mundiales. Los dirigentes argentinos están para otra cosa, lo de ellos son countries y ahora afiliaciones políticas. Las últimas elecciones presidenciales en Racing, Boca e Independiente son un digno ejemplo. (más…)

El tiempo no para (Primeros culpables)

18 Jul

Messi tiene 24 años. Con todo el optimismo posible tiene ocho años más de vigencia plena en la Selección, o sea dos Mundiales más y para el 2020… futurología. Messi tiene 24 años y ya jugó un Mundial completo (no contemos el de Alemania, recién estaba empezando su carrera en el seleccionado) y ya fue dirigido por tres entrenadores que lo han podido utilizar a gusto y piacere. Lamentablemente, este proceso en la selección argentina del mejor jugador del mundo, coincide con el peor en la historia a nivel dirigencial de la AFA. ¿Qué quiere decir esto?, que Messi no tiene la suerte de formar parte de un equipo que explote al máximo sus dotes dado que se encuentra en una asociación donde la ética, la mesura, el sentido común y sobre todo, el trabajo, no exiten.

Este nuevo  fracaso argentino tiene, hoy, tres culpables: el más importante, Julio Grondona. Gran hacedor de esta camada deplorable y bochornosa de técnicos al frente de uno de los seleccionados más importantes del mundo. Desde poner a su hijo al mando de las selecciones juveniles hasta su política “démosle bola a la generación del 86”, sus unánimes decisiones estan hundiendo no sólo a la selección mayor, sino también a las juveniles. Luego del gran trabajode Pekerman y Tocalli en juveniles (acaso la única buena acción de gobierno en más de 30 años), se comenzaron a tomar decisiones cuyo objetivo principal fue (y es) desmantelar todo lo bueno. Batista, Brown, Garré, Perazzo y Maradona son los ejemplos de cómo un diploma de técnico recibido y sin tener una sola capacidad como “seleccionador y/o formador”, se puede llegar a puestos de privilegios gracias al “síjulismo”. El mandamás del fútbol argentino cambió su manera de elección de técnicos, al pasar de elegir por antónimos a elegir personas sin pergaminos ni credenciales. Antes para ser DT de Argentina (como así también para ser jugador) había que demostrarlo en la cancha y si era posible, ganando títulos, copas, o bien, demostrando ser competente. Hoy, el actual DT no ganó nada como técnico, su puntos de media no superan el 50% en todos los torneos que dirigió y, al momento de comenzar su etapa en la AFA, era DT de un equipo de segundo división, que encima, iba por la mitad de la tabla. Ni hablar del anterior y menos aún de los que dirigen las juveniles. Hoy, Argentina, último campeón olímpico, no estará en los próximos juegos. (más…)

Tengo un Messi, ¿qué hago?

4 Jul

“Mi tarea, sí, es tratar de que Leo esté en la Selección rodeado como en el Barsa. Con Pastore buscamos tener a un jugador que se pueda asociar con Messi”. Las declaraciones corresponden a Sergio Batista, seleccionador nacional y fueron dichas en Diciembre de 2010. Estas palabras se pueden unir con otras dichas en la previa de un amistoso contra Japón; “la idea es que D’Alessandro sea el compañero de Messi, (…) le pueden dar mucho a la selección”.
Por lo visto en el primer partido de Argentina en la Copa América y por los que disputó desde que dirige a la selección, se puede afirmar que Batista todavía no sabe o no puede rodear bien a Messi, y lo que es peor aún, no lo juntó, de manera sostenida, con aquellos jugadores que lo entiendan y puedan potenciar su juego. La idea que “detrás de Leo debe haber un equipo” -septiembre 2010-, queda muy lejos si se tiene en cuenta que Messi no juega con aquellos jugadores que pueden brindarle opciones a su juego. El error del técnico está en no probar (más allá de los posibles malos resultados iniciales) jugadores que con el correr de los partidos afinen su sintonía con el 10 argentino y armar un equipo parecido al Barcelona, aunque ahora el técnico lo desmienta. (más…)

Tevez, titular siempre…

18 May

La discusión que por estos días ronda en los medios futboleros es porqué Tevez no será convocado a la Selección Nacional, en vistas de la cercana Copa América. Maradona, su fiel y casi único defensor público, critica tanto a Batista como a Grondona por mantener al margen a Carlitos. Tevez, de excelente campaña en la liga inglesa, luego del conflicto suscitado en Qatar, fue borrado de la selección. Se discute porqué no es convocado, se critica al técnico, se responsabiliza al mandamás de la AFA, pero pocos (quizá el técnico lo haga, aunque suena a una pose, quizá para no embarrarse con la decisión del Jefe) se preguntan si esta versión actual de Tevez encaja con esta versión actual del seleccionado.
En tiempos anárquicos o de poca identidad con el juego, Tevez era un jugador casi imprescindible para el seleccionado. Por una razón más que poderosa, él es el primer anárquico. Su juego no se puede encajar en un prototipo determinado. Aunque hoy juega de 9 de área y es el goleador de la Premier League, puede hacerlo también -y muy bien- tanto de segunda punta, como de extremo. Se sabe, a pesar de todo, que donde más rinde es como centrodelantero. (más…)

El inevitable destino de dejar ser

4 Abr

Crisitian García y Facundo Ferreyra en Banfield, Lucas Viatri en Boca, Emmanuel Gigliotti en All Boys, Funes Mori en River y Rodrigo Salinas en Godoy Cruz son los únicos (o al menos, más reconocidos, sin que más sea mejor o exitosos) delanteros de 24 años o menos que se pueden catalogar como las esperanzas de nº9 en Argentina. El resto de los 17 equipos que militan en la liga argentina tienen entre sus filas a delanteros centros, titulares estos o referentes también, a extranjeros o “veteranos” post 30, salvo alguna excepción como la de Pavone (28) en River.
Argentina no sólo ya no genera laterales, sino también delanteros centros, arietes, números 9, en definitiva; goleadores.
Parecería ser que el destino de la selección es abandonar su lugar de potencia y pasar a jugar como una selección de segundo nivel. No pasa por argumentar que están Messi, Pastore, Tevez, Aguero y los que sean;  una selección exitosa se compone de 11 jugadores, que como tal, exige diferentes requisitos entre quienes aparecen en su formación, no alcanza con un crack y dos o tres acompañantes. Pero volvamos al inicio; no hay delanteros centros; los jugadores que hoy se destacan en Europa no son netamente jugadores de área, sino más bien, jugadores que se tiran a los costados, bajan a recibir juego, juegan con un referente de área o si lo hacen, es partiendo desde un puesto falso (Messi o Tevez). Contadas algunas excepciones como la de Milito y Lopez, otras apariciones quedaron a mitad de camino o lo abandonaron (Cavenaghi, Osvaldo, Trejo). O sea, hoy hay goleadores, pero ninguno sub24. (más…)

La culpa la tiene el correo

31 Ene

11 de Julio de 2010, 18:32 hs; el jugador hispano-argentino Lionel Messi festeja con sus compañeros la obtención de la primera Copa del Mundo para España.
Xabi Alonso, Iniesta y Piqué alzan por sobre todos sus compañeros al héroe de la noche.
A cuatro minutos del final del partido, Messi agarró la pelota (como es de costumbre) en la banda izquiera, hizo una pared con Xavi dejando dibujado a Di María, eludió a Heinze y su feroz patada, esquivó a Verón, encaró a Mascherano y con un caño lo dejó parado, y cuando Demichelis quisó frenarlo tocó de vuelta para Xavi y con otra pared enfrentó a Romero que sólo fue testigo de como un sutil sombrero se colaba en el ángulo izquierdo de su arco. Era gol y campeonato para España y luego de dudar por un segundo, Messi salió disparado a gritar el gol con todos sus compañeros.

Messi debutó en mayo de 2004 para la sub-20 de España en un amistoso contra Luxemburgo. Enterados de que unos videos le podían llegar al entonces entrenador sub-20 argentino, Hugo Tocalli, dirigentes españoles apuraron la decisión de citar a Messi para su seleccionado ante de que llegara el llamado oficial desde las oficinas de la AFA. En una reunión celebrada en la casa de los padres de Messi, Carles Rexach (ex entrenador del Barcelona), Angel María Villar (presidente de RFEF) y un par de abogados, convencieron a Messi padre (con algo más que agradecimiento a la madre patria) y a Messi hijo de que Argentina no era para ellos y que España era su lugar, por lo que le brindó, por el rechazo de los clubes argentinos y por la ayuda dada en el Barsa. Así fue que Messi se inclinó por la madre patria y a los pocos días de aquella reunión, rechazó el llamado de Tocalli, argumentando que no tenía nada que hablar con gente de ese seleccionado.

No hubo mucha polvareda hasta que en el mundial sub-20 del año siguiente en Holanda, España bailara, primero a Argentina en la semi, y luego a Nigeria en la final para consagrarse campeón juvenil sub 20. Messi, fue figura y balón de oro. A partir de ahí comenzaron tramiterios, intentos, locuras e inventos por parte de la plana mayor de la AFA (y de cierta parte del periodismo) para hacer que Messi deje de ser español y vuelva a ser argentino. Nada de eso funcionó y la cosa siguió como había empezado.

La final fue un partido trabado, Maradona eligió un 4-4-1-1, sacando a Higuaín y poniendo sólo a Aguero arriba con la ayuda de Aimar como enlace. En el medio, Mascherano y Verón combatieron a cada minuto los ataques españoles. Las bandas no funcionaron, tanto Gago como Di María nunca se sintieron cómodos y fueron sobrepasados y otra vez por Xavi, Iniesta, Xabi Alonso y Cesc. En defensa la cosa tampoco estuvo fácil, pero Demichelis, Coloccini, Heinze y Zanetti pudieron controlar a la larga los embates españoles.
Argentina tuvo dos momentos claves (casi diría únicos, para marcar goles), los primeros quince del partido, cuando un pelotazo de Verón reventó el travesaño y un par de desbordes de Di María llevaron peligro. Y un tramo entre los 25 y 35 del segundo tiempo, que, con Tévez ya en cancha, Argentina insinuó un poco, llevó peligro y en una jugada a puro toque entre Aguero, Tévez y Gago, el disparo de este último fue despejado en la línea por Piqué una vez que Casillas ya había sido superado.
Después de esa jugada España recuperó la posesión y no tardó en dominar de nuevo el match. Así todo, tanto Torres como Messi, ya eran controlados hacía varios minutos por la defensa argentina. Messi tuvo un par sobre el final del primer tiempo y en todo el segundo tiempo, Romero le tapó un mano a mano. Todo indicaba que el alargue (y luego los penales) serían el juzgado final del partido. Los minutos finales transcurrían con España tocando, buscando una opción clara y Argentina apostando al contraataque.

Todo llevaba al alargue, Maradona guardaba su último cambio para el tramo final y poner a Maxi Rodriguez para que pateara en la tanda de penales. Por otra parte, Del Bosque, ponía en la cancha a Villa por Alonso y se la jugaba para evitar el alargue. Y así fue que después de un saque de arco argentino, Villa ganó de cabeza, se la bajó a Iniesta, quien tocó con Xavi, que trianguló con Messi, y el pibe que tenía que vestir la otra remera pero que se equivocó de camiseta y se vistió de rojo furioso, agarró la pelota, desparró un par de compatriotas, hizo otra pared con su compañero del Barsa (que en realidad ese día tendría que ser su rival), y ante la salida del arquero argentino definió con un sombrero suave, delicado y doloroso como patada en el huesito dulce, y así decretar el 1 a 0.

11 de julio de 2010, 18:41 hs; a kilometros del festejo español en el país africano, en la capital argentina, compatriotas de autor del gol, escribían pintadas y hacían carteles, despotricando con Messi. Entre tanto agravio, insulto y amenaza, apareció una pintada que decía: “¿Alguien vió el video de Messi?”.