Tag Archives: MoHAMeD

Hablando de Independiente

14 Nov

Vos veías que Silvera…
– Tiene técnica…
Apuntaba a los palos. Yo estoy muy desencantado con el fútbol, ver Independiente como juega…
– También tiene que ver con el cuerpo docente. Nito Veiga era tipos que te explicaban las cosas, de porqué sucedían. Hablaba con un arquero y le decía vos te tenés que para así (haciendo una mueca al aire), con el pie por delante (nuevamente los brazos indicaban una posición), sino no podes retroceder. Decía que el futbolista no piensa, decide. Cuando vas a tomar una decisión… “no es que pensé”, no, vos decidís. Y decidís, pateo fuerte o a colocar. El que mejor decide es el que hace la diferencia. Solari cuando llegó a Independiente empezó a dar una hora más de entrenamiento. Y decía “una hora hoy, son cinco horas a la semana, en el mes son 20 y en el año…” y te sacaba la cuenta de cuántas horas más se trabajan y te da una ventaja muy grande respecto al resto. Porque hay condiciones generales que tenés y otras que las vas generando, las vas formando. Si vos le pegas 800 veces al arco vas a tener más posibilidades de acertar al arco si le pegas 20.
A mi me resulta de que no hay eso de entrenar, de estar una hora de más…
– Ni ganas. Vos hablás con cualquier jugador viejo y tenían una cosa que era la horca que era para cabecear, unas cubiertas en los arcos para patear y apuntar ahí
Bueno vos ves que algunos no saben patear arco.
– No puede haber un jugador profesional que tire un centro afuera. Trabajás de eso, entendés. Oyola una vez, dos corner afuera tiró. ¡No podés tirar un corner afuera! Eso es práctica.
Debe pasar con todos, viste que dicen que se van a jugar a la Play Station. Con veintipico de años, tienen todas las minas atrás…
– Esta bien pero no importa. Al revés, tenes que pensar que a los 30 años no juego más, me tengo que romper el culo ahora. No les pasa y tampoco tienen alguien arriba que se les diga “hacé esto, que te va a convenir”.

La charla con Pablo Vignola, periodista de Diario Popular y uno de los referentes en información objetiva y critica sobre Independiente comenzó, como no podía ser de otra manera, hablando de fútbol. El encuetro se dio en la misma redacción del diario y empezó con una mini referencia a la actualidad de los futbolistas del club, porque Independiente venía de perder todas las copas o intentos que jugó y apenas rescataba empates en el torneo local.  Hubo un lapso, pequeño, generado por un muchacho que ofrecía café a los ocupantes de esa redacción y la charla siguió. Un poco más de fútbol hasta que salió el tema de la censura que hicieron de su nota a Bochini y “el castigo” de no poder firmar sus notas.

– Y bueno… la otra bronca que hay es que todo lo yo dije es cierto. No sólo por la entrevista, todo lo que dije en mi carrera es cierto. No es que yo hice cosas que decís “eh que boludo”. Y la realidad de un montón de cosas que pasan me está dando la razón.
¿Comparada en Independiente?
– Bueno, yo le vengo pegando a las comisiones de Independiente desde Sande. En el 94, en Solo Fútbol, hice una nota que decía “Si Independiente no cambia se va al diablo”. Habían pasado un montón de cosas; una de ellas fue el partido homenaje a Bochini que Sande me dice; “sí, se colaron 20 mil personas”. Le robaron la plata de la recaudación a Bochini. A Bochini le debían tanta plata, le pagaron esa justa y no se recaudó más nada. La recaudación iba a ser toda para Bochini. Si le afanan a Bochini, de ahí para abajo puede pasar cualquier cosa. Y de hecho pasaron un montón de cosas. Y bueno, a partir de ahí, fue eso, vino Bottaro con Grondona, ahí también hubo cosas raras. En esa época vino Gomito Gomez. Él se quedó libre de Chicago, Cysterpiller lo compra en u$ 300 mil e Independiente va y lo compra en u$ 600 mil, es decir de cero pasó a 600 mil en tres horas. Me contaron también que estando Ducatenzeiler, él mismo le preguntó a un intermediario como se podía hacer para ganar plata y que no queden huellas o rastros. Y el tipo le dijo que la mejor manera era contratar un jugador, firmar un contrato por una plata, pagarle la mitad, la mitad te la quedas vos pero el jugador te firma el recibo por todo. Y el jugador, que quiere cobrar esa plata, lo acepta. En Independiente la denuncia no la hago yo, la hizo Rummenigge. Lo buscas en Internet y está.
En teoría dicen que le va a costar ganar en diciembre.
– La teoría hay que tomarla con pinzas. Hay que ver cuánta trampa hacen. Por sentido común, y sí votaran sólo los socios, ¡vivos!, no gana. Lo que pasa es que ahora hay una cuestión de orgullo. El está mal, no está bien. Y no se quiere ir, porque le inaugura la cancha otro. Más tarde o más temprano alguien la va a terminar la cancha. El dijo, hago la cancha y me voy.
Con esta realidad de Independiente, por lo menos hasta diciembre…
– (Me interrumpe, como sabiendo adonde me dirigía con mis palabras). Independiente tiene que sumar puntos en los dos torneos, sino termina en la promoción.
Te cambio de tema, como ves la llegada de Milito.
– Y… Milito volvió por una gentileza que nace de él.
Para mí se le pegó mucho y no es tan así…
– Cometió errores que los que lo vieron jugar saben que antes no los cometía. Creo que tiene que ver con la situación del club, el entró a un club en llamas y con la responsabilidad de que acá viene el tipo que va a enderezar las cosas. Entonces asume más responsabilidades de las que debe.
Cóntame algo de Ramón Díaz, ¿que te parece?
– Yo digo que el problema no es el técnico de Independiente. Entonces el análisis que podés hacer de un técnico es relativo. No va a alcanzar con su llegada. Independiente tiene un puñado de buenos jugadores, los arqueros y dos o tres más, entonces no alcanza. No tiene nada del medio para arriba. Podrá llegar a ganar dos o tres partidos, pero después van a estar los mismos jugadores, van a estar las mismas angustias, los mismos problemas, las mismas presiones y el mismo stress.
¿Te gusta su designación?
– A esta altura ya tengo prejuicios. Cualquier cosa que haga el presidente, un tipo que no tiene personalidad para sostener lo que hace… porque vos podés hacer lo que quieras y aguantarte las críticas. ¿Por qué mandar a callar a los que lo critican? Porque no desmiente, en lugar de apretar. Ahora se calmaron un poquito pero a mí me llamaban todos los días insultándome.
¿Tuviste miedo alguna vez con todo este perfil que generaste?
– No, porque yo aprendí que cuanto más ruido hacés, más protegido estás. Si vos tirás una noticia y te callás, por ahí vienen y te hacen algo. Un montón de veces llamaron acá para decir barbaridades de mí. Y es un trabajo de hormiga que hacen que les da sus frutos, porque no solo llaman acá sino que llaman a otros diarios también. Algunos le dan bola y otro no. (más…)

Amorfo Rojo

5 Sep

Si la crisis son estados de evolución entonces que alguien le acerque un libro de Darwin a los dirigentes de Independiente. Otra derrota ante un ex “hijo” deja huerfano de DT a la institución de Avellaneda. La ida de Mohamed, lejos de arreglar algo, empeora la cosas. Independiente, mejor dicho, Comparada, su presidente, está empecinado en copiar el camino realizado por River.  Quizá alentado por la revolución que el millonario generó en la B, el presidente supone que podrá gestar otra epopeya en las filas nacionales y quizá también incorporar figuras pasadas y nombre rutilantes para la categoría como bien hizo su primo de Nuñez. Comparada es un baby Aguilar, y ante un juicio de valor infundado (quien suscribe no conoce a dicho personaje), el juzgamiento se basa en las performances que la TV y la gráfica ofrece de la realidad roja.
Pero volvamos a lo importante, su fue (o, mejor dicho, echaron) el técnico que sacó campeón al club después de una sequía que duró más de una década. El técnico que logró que Independiente sea plana principal de los diarios por sus festejos y no por sus desmanes y el DT que puso en orbita internacional, al menos por unos meses, a viejo Rey de Copas. Esa paparrucha del domingo, con mercenarios gritando contra los jugadores y cuerpo técnico es comida para los buitres. La bajeza de los dirigentes es aún más infame sabiendo que no son capaces de echar o comunicar una decisión que a puertas cerradas estaba cocinada hace rato y mandan a ignorantes, estúpidos y ladrones a bociferar por ellos, tratando de amedentrar a un grupo de pibes y hombres que tienen los bolsillos llenos de plata y que muy pocos sentirán en sus adentros el dolor de un mal momento. (más…)

¿Adónde se pone esta cosa redonda?

29 Ago

Un partido de fútbol es mejor verlo en la cancha, se sacan mejores conclusiones que por tele, de todos modos, a veces, verlo por televisión puede servir para detectar detalles o apreciar el juego de un equipo. En este caso el partido de vuelta por la Recopa 2011 entre Inter e Independiente, mostró claramente como hoy, en el fútbol profesional argentino hay jugadores que no saben patear al arco -a pesar de ser detectado este grave pormenor en un partido internacional-.
Facundo Parra quizá ostente el record de pifiar tres veces la pelota (dos de manera consecutiva) en un partido, peor aún, en menos de 40 minutos. En ese partido, antes de que el equipo brasilero se ponga en ventaja, hubo una jugada con desborde por la derecha, centro atrás y un intento de tiro fallido por Parra, acto seguido, al caerle de nuevo el balón,  vuelve a pifiar. La jugada continua y le queda otra vez la pelota, esta vez un poco más lejos de área y ¡sí!, por fin la engancha con todo el pie y ¡sí! le pega al arco, con la salvedad que el tiro salió más despacio de lo que puede correr una tortuga. El partido siguió y le brindó otra chance más a Parra, y el ex jugador del AE Larissa de Grecia -attenzione con ese dato-, quiso ser el Palermo de los yerros y ¡clank! de nuevo pifió un tiro y no importa porque le vuelve a quedar otra vez (que suerte la de nuestro héroe y que justo que es el destino con el) y ¡esta vez sí! le pega al arco y sí sí sí va al arco… pero muy despacio y de vuelta, mansita mansita, a las manos del arquero.
Parra no es Batistuta y probablemente nunca se parezca a él. Tampoco es una vid, Parra es el apellido de un pibe que juega al fútbol. Que juega al fútbol profesional y encima lo hace en unos de los equipos más grandes de Argentina. Y Parra, ¡¡¡NO SABE PATEAR AL ARCO!!! Esto no sería grave si no fuera por el país donde vivimos, aunque en el mundo fútbol y más aún en el mundo Independiente, este dato es calamitoso. Entonces, ¿que hacemos con Parra, le cambiamos los pies de lugar, le damos botines nuevos, lo dejamos tranquilo o le enseñamos? ¡Ah!, enseñar, ese verbo tan antiguo, arcaico y colonial. Enseñar, si fuera por enseñar, entonces que a los equipos de fútbol los dirijan maestros. Varios análisis se desprenden de esta conclusión, porque ya verán, no es una teoría; sin embargo, iré a los números, esos que hoy están muy de moda y que refutan (¿será cierto?) cualquier tipo de respuesta contradictoria o debate (¿no es así Cristina?). (más…)